Vaginitis: Inflamación de la Vagina


 

La vaginitis puede producirse por causas infecciosas y no infecciosas. Entre los tipos infecciosos encontramos las vaginitis causadas por hongos, la vaginosis bacteriana y la trichomoniasis. Entre las no infecciosas tenemos la Vaginitis Química, la Vaginitis Física y la Vaginitis Atrófica. A continuación se desarrollan suscintamente.

Micosis (Hongos)

Los hongos son habitantes naturales de la vagina. Han sido encontrados hasta en un 70% de mujeres sanas.

La vagina no es un medio estéril: sirve de anfitrión a una multitud de micro-organismos. Normalmente, estas diminutas formas de vida no molestan a su anfitrión. Sin embargo, cuando el equilibrio entre los diferentes organismos se rompe, unos crecen más que los otros y causan problemas. Este es precisamente el caso de las micosis.

Aproximadamente un 80% de las micosis son causadas por Candida Albicans; el restante 20% es causado por otras especies de Candida, tal como Glabrata y Tropicalis. Es importante tenerlo presente porque las especies menos comunes son las más propensas a resistir los tratamientos por medicamentos.

¿Qué Síntomas Producen?

Cuando los hongos crecen más allá de lo normal, causan picazón, enrojecimiento, y un flujo blanco espeso en la mayoría de las mujeres. Puede ocurrir dentro de la vagina, sobre la vulva, o en ambos lugares a la vez. También ocurren micosis sistemáticas (por todo el cuerpo,) pero son raras en mujeres sanas. Son vistas mayormente en personas con sistemas inmunológicos comprometidos, como las mujeres que padecen de cáncer o SIDA.

¿Cuáles son los Factores de Riesgo al Adquirir una Micosis?

Una micosis puede ocurrir en cualquier momento, pero ciertos factores incrementan el riesgo de la mujer. Estos incluyen, la ingesta de antibióticos (por ejemplo, para tratar una infección de la vejiga,) usar altas dosis de píldoras anticonceptivas, padecer de diabetes, o estar embarazada. Las mujeres con la inmunidad deprimida, por enfermedades como el SIDA, o a raíz de medicamentos (p.ej., esteroides,) tendrán probablemente más micosis. Incluso usar pantalones o shorts muy ajustados puede incrementar las chances de la mujer de desarrollarlas.

¿Cómo se Diagnostica la Micosis?

El síntoma más común de una micosis es la picazón genital; puede ser muy intensa. Muchas mujeres también experimentan un aumento de su flujo y ardor al orinar, causado por la irritación de la vulva. También pueden quejarse de dolor durante el coito. El examen de la vagina y/o vulva mostrará frecuentemente flujo y cierto grado de enrojecimiento, hinchazón, y blandura. Hay ausencia de "bultos, huecos, o cráteres," que podrían sugerir verrugas, herpes, u otros diagnósticos. Las micosis no presentan olor.

Para diagnosticar una micosis, el ginecólogo toma una pequeña muestra del flujo espeso, grumoso, de la vagina o vulva y la examina bajo el microscopio. Alrededor del 80% de las mujeres infectadas tienen organismos visibles en el examen microscópico. También puede llevarse a cabo una medida del pH (acidez) del flujo vaginal para excluir otros diagnósticos. La mujer con micosis usualmente tiene un pH normal, al menos que también tenga otras infecciones.

Nos ayuda a hacer un diagnóstico si no se usan medicamentos o duchas vaginales dos días antes del examen. Esto es porque estos químicos enmascaran los signos de infección que estamos buscando.

¿Cómo se Trata la Micosis?

Los medicamentos fungicidas como Monistat y GyneLotrimin (nombres comerciales en EE.UU.,) que ahora pueden venderse sin receta, son usualmente efectivos contra las micosis no demasiado complicadas. Las cremas y los supositorios trabajan igualmente bien cuando se aplican directamente al área genital. Es importante usar los medicamentos durante todo el período de tratamiento (usualmente siete días) para evitar una recaída. En casos de extrema incomodidad, puede agregarse una crema con corticoesteroides. Les indicamos a nuestras pacientes que eviten el coito hasta que se complete el tratamiento.

Estos medicamentos pueden ser usados con confianza durante el embarazo. En estos casos puede ser necesario un período más prolongado de tratamiento (diez días en vez de siete) porque el embarazo promueve el crecimiento de los hongos.

Se dispone de nuevos tratamientos de una sola dosis con fluconazole oral por receta. Hay un pequeño riesgo de ocasionar daños al hígado con estos medicamentos, pero pueden ser el tratamiento preferido bajo ciertas circunstancias; debe consultarse a un doctor antes de su uso.

Otros tratamientos incluyen la violeta genciana (un líquido violeta muy turbio) y el ketoconazol oral. Los porcentajes de cura no son más altos con el tratamiento oral, y la toxicidad (daños al hígado) es pequeña pero existe un riesgo real.

[Peligro: No use tratamientos fungicidas de venta libre (sin receta médica) sin consultar antes a un doctor. Las mujeres jóvenes pueden confundir los flujos vaginales normales con una infección, o diagnosticar mal la clase de infección que tienen. Sé de mujeres que han sufrido severos efectos colaterales después de usar estos productos, especialmente si fueron usados cuando la micosis no estaba presente. Las micosis no deben tomarse ligeramente porque usted puede comprar medicamentos tan fácilmente como para un resfriado.]

¿Qué Hacer si Siguen Volviendo?

Son comunes las repeticiones de los hongos - y muy exasperantes. Los factores que contribuyen pueden ser:

¿Cómo Pueden Eliminarse las Reinfecciones?

El control de las reinfecciones de las micosis en la mayoría de los pacientes puede ser llevado a cabo con lo siguiente:

Para más información sobre Micosis y sus tratamientos visite este enlace (en inglés):

Infections and Insurrection: Women Treating Yeast (Infecciones e Insurrección: Las Mujeres Tratan a los Hongos)

Vaginosis Bacteriana

¿Qué es la Vaginosis Bacteriana?

La Vaginosis Bacteriana ha tenido muchos nombres diferentes en el pasado: vaginitis no específica, vaginitis por Haemophilus, y vaginitis por Corynebacterium. Durante un tiempo fue conocida como Gardenerella, luego de un científico que estudió las infecciones extensivamente, el Dr. Herman Gardner.

¿Por qué se han usado tantos nombres para esta infección vaginal?

Porque la Vaginosis Bacteriana es polimicrobiana: está causada por muchas especies diferentes de bacterias.

En la sección sobre micosis, le dijimos que la vagina no es estéril. Cuando se suprimen todas las bacterias normales, quizá tomando antibióticos, los hongos crecen mucho y causan los síntomas. En el caso de la vaginosis bacteriana, ciertas bacterias crecen demasiado mientras que se quitan otras bacterias y hongos. Organismos tales como Gardenerella Vaginalis se multiplican en grandes cantidades y causan los síntomas característicos asociados con esta infección.

Durante esta infección, la concentración total de bacterias en la vagina ¡aumenta 100 veces!

De nuevo, como en las infecciones de hongos, la mera presencia de los organismos ofensivos no quiere decir que la mujer tenga la infección. Hasta la mitad de las mujeres estudiadas tienen alguna de las bacterias en sus secreciones vaginales. Los síntomas ocurren solamente cuando los microorganismos se multiplican en número mucho más allá de lo normal. Esta infección puede ocurrir en mujeres de todas las edades, durante el embarazo, incluso durante la histerectomía.

¿Qué Síntomas Produce la Vaginosis Bacteriana?

El síntoma más común de mujeres con Vaginosis Bacteriana es un flujo con olor a pescado. Esto se encuentra fundamentalmente durante y después del período menstrual o después del coito. Puede también presentarse un ardor moderado o picazón en el área genital.

¿Cómo se Diagnostica la Vaginosis Bacteriana?

El diagnóstico de la Vaginosis Bacteriana comienza cuando la mujer nota los síntomas. Usualmente se queja de un aumento en el flujo vaginal con olor y algo de ardor o irritación en el área genital. Otros síntomas, como fiebre, dolor en la pelvis, o la presencia de llagas en el área genital, podrían sugerir otros diagnósticos. También averiguamos si ha tenido molestias similares anteriormente, y cuál fue la causa.

La conformación del diagnóstico se hace durante el examen pélvico, cuando se obtiene una pequeña muestra para evaluación. Las bacterias pueden verse en el microscopio, pegadas a las células vaginales que fueron separadas ("células indicadoras.") El pH (acidez) del flujo vaginal está normalmente alterado por la supresión de las bacterias normales productoras de ácido. Finalmente, se lleva a cabo un test de "olor": se agregan unas pocas gotas de hidróxido de potasio (KOH) a la muestra de flujo, y se nota un fuerte olor a pescado.

Es posible que la vaginosis bacteriana ocurra conjuntamente con hongos u otras infecciones. Durante el examen pélvico, entonces, el ginecólogo intentará excluir la presencia de cualquier otra causa de infección o inflamación. Se hacen exámenes adicionales de laboratorio como se le indica a la paciente. Se examina cualquier lesión sospechosa y de ser necesario se hace una biopsia.

¿Cómo se Trata la Vaginosis Bacteriana?

El tratamiento de rutina de la Vaginosis Bacteriana es usualmente simple. Los mejores antibióticos para suprimir las superpoblaciones de bacterias son el metronidazol o la clindamicina. El metronidazol es usado más ampliamente; se da dos veces al día durante siete días, y tiene una eficacia en la cura de un 95%. Una dosis oral simple (más larga) es casi tan efectiva (85%) y puede ser la mejor elección para algunas pacientes. También se dispone de un gel vaginal de metronidazole; debe usarse dos veces por día durante cinco días. Las pacientes que toman metronidazole no pueden beber alcohol. Este antibiótico se relaciona con el disulfiram, un medicamento que toman los alcohólicos para permanecer sobrios; cualquier ingesta de alcohol causa náuseas severas y vómitos. Aparte de eso el metronidazole es una droga muy segura.

La clindamicina se toma oralmente dos veces por día durante siete días, con un porcentaje de curación de más del 90%. La crema de clindamicina al dos por ciento es tan efectiva cuando se usa en la vagina una vez al día durante siete días.

Como con otros tipos de vaginitis, los ginecólogos recomiendan "reposo pélvico" (traducción: nada de coito) hasta que se haya resuelto la infección.

¿Es esta una Infección Importante en Mujeres Embarazadas?

El tratamiento de la vaginosis bacteriana durante el embarazo es crucial. La investigación actual sugiere que esta condición aumenta el riesgo de nacimientos prematuros, así como una infección dentro del útero durante o después del alumbramiento. La clindamicina puede usarse durante el embarazo en cualquier momento.

El metronidazole no se usa durante los primeros tres meses de embarazo por los riesgos de malformaciones fetales (probablemente infundados,) pero puede usarse después. Durante el embarazo, tengan o no los síntomas, las mujeres igualmente son tratadas.

Las mujeres con vaginosis bacteriana que no están embarazadas pero que no tienen los síntomas frecuentemente no son tratadas.. Una excepción importante es que se esté planificando una cirugía: los estudios muestran un porcentaje más elevado de infecciones después de las cirugías ginecológicas si estas bacterias están presentes.

¿Cómo se Tratan los Episodios Recurrentes de la Vaginosis Bacteriana?

Las infecciones recurrentes de Vaginosis Bacteriana son comunes. Los pasos siguientes pueden ayudar a disminuir la frecuencia de las repeticiones:

 

Trichomoniasis

La tercera exposición en la categoría de las vaginitis infecciosas es la trichomoniasis ("trich.") Causada por un protozoo conocido como Trichomonas Vaginalis, esta infección constituye hasta un 5-10% de las infecciones vaginales.

La trichomoniasis difiere de la micosis y de la vaginosis bacteriana en que usualmente es adquirida durante el coito. Muy raramente ha sido encontrada en mujeres que nunca han tenido sexo. Pero esto sugiere que también puede ser adquirida de una superficie infectada. Podría ser realmente cierto que la mujer se infecte por el contacto con un asiento de baño contaminado.

¿Qué Síntomas Causa la Trichomoniasis?

Las mujeres con trichomoniasis (infección con Trichomonas) usualmente se quejan de un aumento súbito del flujo vaginal e irritación genital. La infección por Trichomonas también puede pasar inadvertida.

¿Cómo se Diagnostica la Trichomoniasis?

Un examen pélvico revela un flujo espumoso oloroso de color verde, junto con enrojecimiento e hinchazón de los tejidos genitales. La inspección microscópica del flujo vaginal muestra a los organismos "nadando" (se propelen por medio de sus colas) y un aumento de los glóbulos blancos. Como en la vaginosis bacteriana, la acidez de la vagina (pH) está alterada por la supresión de las bacterias normales productoras de acidez.

Otros métodos de diagnóstico se usan menos frecuentemente. No se dispone mucho del cultivo del organismo, y los Papanicolau probablemente sean inexactos. Está en desarrollo un test de anticuerpos monoclonales. Debería ayudar en el diagnóstico de casos difíciles.

Como mencioné antes en este capítulo, durante el examen el ginecólogo debe buscar otras infecciones o anormalidades que también puedan estar presentes.

¿Cómo se Trata la Trichomoniasis?

El tratamiento de esta infección es usualmente simple. La Trich es muy sensible al antibiótico metronidazole, el cual puede darse oralmente en una sola dosis grande o en pequeñas dosis durante cinco o siete días. Para más información sobre esta droga vea la sección previa sobre vaginosis bacteriana.

Las mujeres embarazadas reciben idéntico tratamiento al menos que adquieran la infección durante el primer trimestre de embarazo (las primeras doce semanas cuando se están formando los órganos del bebé;) durante este período, puede usarse la crema de clotrimazole. Es importante erradicar esta infección durante el embarazo, porque se la ha asociado con partos prematuros e infecciones post-cesáreas.

¿Cómo se Tratan las Infecciones Recurrentes o Resistentes?

Las infecciones resistentes (las que permanecen después del tratamiento con antibióticos) se tratan como sigue:

Vaginitis No Infecciosa: Irritantes Comunes

¿La Vaginitis es Siempre el Resultado de una Infección?

La irritación de la vagina y/o vulva por causas no infecciosas es más común que lo que se imagina la gente. Los tejidos genitales deben su exquisita sensibilidad a la piel delgada y a la abundancia de nervios. Es la misma constitución anatómica que causa que la vagina y la vulva sean sensibles a la irritación y a las heridas. Afortunadamente, la mayor parte de las vaginitis no infecciosas sanan rápida y completamente una vez que el agente agresor es removido.

¿Qué Clase de Quejas Causan Estos Irritantes?

Los síntomas de esta clase de vaginitis pueden ser difíciles de diferenciar de los síntomas causados por infecciones, como hongos, Trichomonas, o vaginosis bacteriana. Las mujeres frecuentemente se quejan de un aumento en su flujo acompañado de olor. Además, a menudo notan picazón y/o incomodidad vaginal y/o vulvar.

¿Cómo se Diagnostican?

El diagnóstico se comienza obteniendo una historia detallada de las quejas de la mujer. El examen pélvico revela enrojecimiento e hinchazón en el área genital. El examen microscópico de sus flujos muestra un aumento de los glóbulos blancos (las células de defensa del cuerpo primarias contra las infecciones o irritaciones.) El ginecólogo también buscará la ausencia de una infección u otras lesiones de la piel. A veces un tampón retenido u otros "cuerpos extraños" se encuentran en la vagina y el misterio se resuelve muy fácilmente.

¿Cómo se Trata Esta Forma de Vaginitis?

El tratamiento de la vaginitis no infecciosa usualmente es simple. A menudo todo lo que se necesita es quitar la fuente de la irritación. Las mujeres que padecen de incomodidad significativa pueden usar una crema tópica esteroide en el área genital.

¿Cuáles son las Clases de Vaginitis No Infecciosa?

Las causas principales de la vaginitis no infecciosa caen en tres categorías: vaginitis química, vaginitis física y vaginitis atrófica.

Vaginitis Química

La vaginitis química puede ser causada por las siguientes sustancias:

[Muchos de los productos que les enseñan a las mujeres y a las chicas que usen son realmente malos para la salud. Si no los pondría en su boca, no exponga a su vulva o vagina a ellos.]

Vaginitis Física o Por Cuerpos Extraños

La vaginitis física o por cuerpos extraños puede ser causada por lo siguiente:

Vaginitis Atrófica

Las mujeres que han experimentado la menopausia [natural, quirúrgica, o inducida por medicamentos recetados] tienen cambios en la piel en el área genital. Ya que los tejidos de esa región son dependientes del estrógeno, su disminución durante la menopausia causa que los tejidos se vuelvan más delgados, o "atróficos."

Este debilitamiento de la piel en la vagina y en la vulva puede aumentar el riesgo de infecciones. Además, la vagina atrófica puede producir síntomas de irritación por cuenta propia.

Los síntomas de la vaginitis atrófica son sequedad vaginal, incomodidad en el coito, y un flujo acuoso de color amarillo. En una mujer con deficiencias de estrógeno (típicamente postmenopáusica,) el diagnóstico se hace excluyendo otras causas de vaginitis por antecedentes y examen. El flujo contiene un aumento de glóbulos blancos cuando se lo mira en un microscopio.

El tratamiento de la vaginitis atrófica consiste en el reemplazo de estrógenos. Las cremas vaginales de estrógeno proveen alivio más rápido que el estrógeno oral. A menudo se usan el estrógeno oral y el estrógeno vaginal conjuntamente. El alivio de los síntomas irritantes puede llevar desde algunas semanas hasta meses de tratamiento continuo.

[Puede encontrarse más información sobre Vaginitis Atrófica en la página principal de Salud.]

La información precedente ha sido tomada del libro Your Guy's Guide to Gynecology: Everything you wish he knew about your body if he wasn't afraid to ask (Guía de su Amigo para la Ginecología: Todo lo que usted quisiera que él supiera sobre su cuerpo si no tuviera temor de preguntar) por los Dres. Bruce Bekkar, MD y Udo Wahn, MD. Este libro fue elegido porque presenta la información en un formato simple de entender para hombres y mujeres. Por el sólo hecho de tener una vulva y una vagina no quiere decir que sepa instintivamente más sobre su cuerpo que los varones.

Copyright ©2001 by Bruce Bekkar, M.D., Udo Wahn, M.D.
ISBN 0-9655067-7-0

Definiciones

Hongos pl. n. Plantas simples que carecen del pigmento verde, la clorofila. Los hongos incluyen a las levaduras, el moho, y las setas. Los hongos microscópicos unicelulares son una buena fuente de vitamina b y muchos antibióticos se obtienen de ellos.

Bacterias pl. n. Un grupo de microorganismos que carecen todos de una membrana nuclear distintiva (y entonces son consideradas más primitivas que las células animales y vegetales) y que tienen una pared celular de composición única (muchos antibióticos actúan destruyendo la pared celular de la bacteria.)

Pesario s. n. Un pequeño cilindro de manteca de cacao u otro material suave conteniendo una droga, que se acomoda en la vagina para el tratamiento de desórdenes ginecológicos (p.ej., vaginitis) o para la inducción de contracciones. También llamado supositorio vaginal.

Protozoos pl. n. Un grupo de animales unicelulares microscópicos. La mayoría de los protozoos viven libremente pero algunos son importantes parásitos humanos causantes de enfermedades.


Criterio de Diagnóstico Vagina Normal Vaginosis Bacteriana Vaginitis por Trichomonas Vulvovaginitis por Candida
pH vaginal 3,8 - 4,2 > 4,5 > 4,5 < 4,5 (usualmente)
Flujo Blanco a transparente, floculento Ligero, homogéneo, blanco o gris, pegajoso, frecuentemente aumentado Amarillo verdoso, espumoso, pegajoso, aumentado Blanco, cuajado, como "queso cottage", a veces aumentado
Olor (test del olor del KOH) Ausente Presente (a pescado) Puede estar presente (a pescado) Ausente
Síntomas Primarios Ninguno Flujo, mal olor (puede ser peor después del coito), posible picazón/ardor Flujo espumoso, mal olor, picazón vulvar, disuria Picazón/ardor, flujo
Apariencia Microscópica Lactobacilos, células epiteliales Lactobacilos, células epiteliales Célula indicadora con bacterias cocoides adheridas, sin WBCs Célula indicadora con bacterias cocoides adheridas, sin WBCs Trichomonas (flecha), WBCs >10/hpf Trichomonas (flecha), WBCs >10/hpf Hongos creciendo, hyphae, pseudohyphae (c.prep. KOH) Hongos creciendo, hyphae, pseudohyphae (c.prep. KOH)

Este material se provee solamente para propósitos educativos y no debe interpretarse como promoción de 3M Pharmaceuticals para el uso de cualquiera de sus productos.

Preparado para los profesionales de salud y consumidores en los Estados Unidos.

Copyright 3M National Vaginitis Association ©1998
3M Center, 275-3W-01 P.O. Box 33275 Saint Paul, MN 55133-3275

 

VAGINITIS Y VAGINOSIS (NOTE LA DIFERENCIA.)

Vaginitis es el diagnóstico ginecológico más común en el ámbito de la atención sanitaria.

En aproximadamente un 90 por ciento de mujeres afectadas, esta condición es paralela a la vaginosis bacteriana, a la candidiasis vulvovaginal, o a la trichomoniasis.

La Vaginitis se desarrolla cuando la flora vaginal ha sido alterada por la introducción de un organismo patógeno o por cambios en el ambiente vaginal que permite la proliferación de los gérmenes patógenos. La evaluación de la Vaginitis requiere de antecedentes y un examen físico, enfocado en el lugar de la afección y en las características del flujo vaginal.

Las pruebas de laboratorio incluyen el examen microscópico de:

1. Solución Salina (Solución Fisiológica)

La solución salina se obtiene diluyendo el flujo vaginal con una o dos gotas de solución fisiológica normal (al 0,9 por ciento) y poniéndola sobre un portaobjeto con una cobertura. Alternativamente, el flujo vaginal puede ponerse en un tubo de ensayos de 2 ml. conteniendo solución fisiológica y después puesta en el portaobjetos. Esta transparencia se examina microscópicamente usando baja potencia (103) y alta potencia (4003.) El barrido de varios campos para trichomonas móviles tiene una sensibilidad de un 60 porciento y una especificidad de hasta un 99 por ciento.

El examen microscópico de una solución salina puede también detectar células indicadoras ("clue cells,") que son células epiteliales vaginales recubiertas con coccobacilli. Cuando un examinador entrenado lleva a cabo la búsqueda de las células indicadoras, el examen de las preparaciones salinas puede tener una sensibilidad del 60 por ciento y una especificidad de hasta un 98 por ciento en la detección de vaginosis bacteriana. El examen también puede detectar fungal hyphae, aumento en el número de células polimorfonucleares (vistas en la trichomoniasis) o células redondas parabasales (vistas en la vaginitis atrófica.)

2. Prueba del KOH. Preparación de Hidróxido de Potasio, y

3. Prueba del 'Olor'

Una segunda clase de flujo vaginal debe ser ubicado sobre un portaobjetos con una solución de KOH al 10 por ciento. Se ubica el cubreobjeto y se le saca el aire antes del examen bajo el microscopio usando baja potencia. Esto es útil para detectar candidal hyphae, micelios enredados y esporas. El examen (KOH) es positivo en un 50 a 70 por ciento de mujeres con infección por candida.

Durante la preparación del portaobjetos KOH, puede llevarse a cabo una prueba de olor. Esta prueba da positiva si un olor a "pescado" se detecta cuando se agrega el KOH al flujo vaginal. El olor resulta de la liberación de aminas y ácidos orgánicos producidos de la alcalinización de las bacterias anaeróbicas. Un examen de olor positivo sugiere 'Vaginosis Bacteriana.'

4. Prueba de Litmus para el pH

El nivel del pH puede ser determinado ubicando papel litmus en las secreciones vaginales conjuntas o contra la pared vaginal lateral. El color entonces es comparado con los colores y valores correspondientes de pH en una carta estándar. Un pH vaginal normal está entre 3,8 y 4,2.

La sangre y el mucus cervical son alcalinos y alteran el pH de una muestra vaginal. Un pH mayor que 4,5 se encuentra en un 80 a 90 por ciento de pacientes con vaginosis bacteriana y frecuentemente en pacientes con trichomoniasis. El nivel de pH es también alto en pacientes con vaginitis atrófica.

El Metronidazole es el tratamiento primario para la vaginosis bacteriana y la trichomoniasis.

Agentes fungicidas tópicos son el tratamiento primario para la vaginitis por candida.

(Am Fam Physician 2000;62:1095-104.)

Use la siguiente tabla para pruebas de vaginitis cuando no se disponga de microscopio (verificar nuevamente 2 semanas después del tratamiento si se sospecha una infección mixta):

Tipo de infección

Olor del peróxido de hidrógeno*

Antecedentes

Hongos  Bajo  Síntomas recurrentes, enrojecimiento
Vaginosis Bacteriana  Alto  Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS,) parejas múltiples
Trichomonas  +/- Alto ETS, parejas múltiples
Vaginitis Inflamatoria Descamante Variable  Monogamia, ninguna ETS

* La mezcla de un 3% de peróxido de hidrógeno con las secreciones vaginales en una transparencia para microscopio producirá instantáneamente espuma en presencia de glóbulos blancos encontrados típicamente en las infecciones de Trichomonas y en la vaginitis inflamatoria descamante, pero NO reaccionará en la candidiasis o vaginosis bacteriana.

Ruth H. Christos, MN, RNCS, FNP
Augusta, Ga

"La vagina se coloniza inmediatamente después del parto con corynebacteria, estafilococos, estreptococos no piogénicos, E. coli, y una bacteria del ácido láctico conocida tradicionalmente como "Bacilo de Doderlein" (Lactobacillus acidophilus). Durante la vida reproductiva, desde la pubertad hasta la menopausia, el epitelio de la vagina contiene glicógeno debido a la acción de los estrógenos circulantes. El bacilo de Doderlein predomina, pudiendo metabolizar el glicógeno en ácido láctico. El ácido láctico y otros productos del metabolismo inhiben la colonización de todas las bacterias menos de los bacilos de Doderlein y de un número selecto de bacterias del ácido láctico. El bajo pH resultante del epitelio vaginal impide el establecimiento de la mayoría de las bacterias así como del hongo potencialmente patógeno, Candida Albicans. Este es un ejemplo impresionante del efecto protector de la flora bacteriana normal para el anfitrión humano."

Lo que precede está tomado de la página web que enlaza debajo:

© 2000 Kenneth Todar University of Wisconsin Department of Bacteriology


Inicio