Masturbación


[Consejos para Mujeres Pre-Orgásmicas] - [Estadísticas] - [Métodos] - [Juguetes Sexuales]

[Experiencias de Visitantes] [Experiencias de Visitantes II] [Experiencias de Visitantes III]
[Experiencias de Visitantes IV] [Experiencias de Visitantes V] [Experiencias de Visitantes VII]
[Experiencias de Visitantes VII] [Experiencias de Visitantes VIII] [Experiencias de Visitantes IX]
[Experiencias de Visitantes X] [Experiencias de Visitantes XI] [Experiencias de Visitantes XII]
[Experiencias de Visitantes XIII] [Experiencias de Visitantes XIV]
[Experiencias de Visitantes XV]

[Experiencias de Visitantes Espanol I] [Experiencias de Visitantes Espanol II]
[Experiencias de Visitantes Espanol III] [Experiencias de Visitantes Espanol IV]
[Más: Español]

[Masturbación Mutua]

 

Mujer Masturbándose con Almohada y Vibrador (16K)
Del libro "Sex for One: The Joy of Selfloving" por Betty Dodson.
Copyright ©1987, 1983, 1974 By Betty Dodson.

 

¡La Masturbación es Gratificante!

La masturbación le da a las mujeres la oportunidad de explorar su cuerpo dándoles al mismo tiempo un alto grado de libertad sexual. Les da la oportunidad de experimentar placer sexual sin depender de una pareja, y de liberar tensión sexual cuando sienten la necesidad de hacerlo. La masturbación puede darles mucho poder. La masturbación es una gran herramienta de aprendizaje, les enseña a las mujeres sobre sus cuerpos, cómo responde el cuerpo a la estimulación sexual. Para muchas mujeres normales y sanas, la masturbación es el modo primario o único de experimentar el orgasmo. Muchas mujeres experimentan sus orgasmos más intensos mientras se masturban porque ésta le provee la estimulación mental y física ideales que necesitan sin tener que preocuparse por las necesidades de su pareja. La masturbación es extremamente beneficiosa durante toda la vida de la mujer, desde la infancia hasta la madurez. Mientras que la mujer no siempre tiene una pareja sexual, siempre se tiene a sí misma.

Por Qué Aprender Temprano en la Vida es Importante

La masturbación es la primera y más importante habilidad sexual que una chica o mujer debe aprender, porque en sí tiene la clave para disfrutar otras formas de actividad sexual. Idealmente esta técnica se aprende antes de la pubertad, pero muy a menudo no se aprende sino hasta los finales de la adolescencia, principios de los veintes, o más tarde. La razón por la que debe aprenderse, o al menos conocerse antes de la pubertad, es que muchas adolescentes tienen así medios constructivos de dirigir su impulso sexual en desarrollo. También aumenta la conciencia de su cuerpo siempre cambiante, y otorga cierto sentido de control sobre él. Si una adolescente sabe cómo masturbarse, es menos probable que sea coaccionada a buscar una pareja sexual antes de estar emocional y físicamente preparada; mientras que las chicas comienzan a menstruar entre los diez y catorce años, su cuerpo no está verdaderamente preparado para el embarazo, parto, y amamantamiento hasta más tarde en su adolescencia. La masturbación le da a las mujeres jóvenes una opción diferente a la frustración sexual o al sexo con una pareja.

Aprender a masturbarse hasta el orgasmo a edad temprana a menudo es más fácil que más tarde en la vida cuando hemos aprendido normas y expectativas sociales que frecuentemente crean barreras al placer sexual y el orgasmo. Al hacernos más grandes y educarnos tendemos a pensar demasiado en las cosas. Frecuentemente es mejor aprender a masturbarse y a experimentar potencialmente el orgasmo antes de saber lo que se está haciendo y cómo otros ven estas actividades. Las cosas que las adolescentes y las mujeres han aprendido y experimentado pueden causar problemas orgásmicos. Cuando en la vida se aprende temprano la masturbación, las chicas continúan haciéndolo incluso si se sienten culpables o tienen temor de ser castigadas, por el placer y la relajación que ésta les trae. La inocencia y la ingenuidad tienen sus beneficios.

¿Cómo se Masturban las Mujeres y las Chicas?

Las mujeres y las chicas se masturban en una interminable lista de maneras. Pueden masajear su clítoris con sus manos y sus dedos o frotar su vulva contra almohadas, frazadas, animales rellenos, y muebles. Algunas usan rocío de agua, vibradores, y dildos para estimular su vulva o vagina. La vagina parece jugar un papel limitado en las prácticas de masturbación de las mujeres, pero la inserción vaginal no es rara o inusual en absoluto. Algunas mujeres emplean la estimulación de los pezones y/o ano en adición a la estimulación clitoridiana y vaginal. Las fantasías a menudo juegan un importante rol en las actividades de masturbación de las mujeres. El cerebro es el órgano sexual más grande e importante, y en consecuencia la estimulación física sola frecuentemente no es suficiente para disparar el orgasmo.

¿La Forma Correcta?

Es importante comprender que no hay una manera "correcta" o "apropiada" para masturbarse. Algunas mujeres sienten que deberían poder masturbarse hasta el orgasmo usando un método más correcto o diferente porque han escuchado que otras mujeres lo hacen de esa manera. Es importante tener presente que la anatomía de cada mujer es ligeramente diferente y que su maquillaje psicológico es muy distinto. Esto trae como resultado que cada mujer se masturbe de una forma diferente, aún usando la misma técnica básica.

Mientras que muchas mujeres pueden masturbarse hasta el orgasmo empleando varias técnicas diferentes, otras encuentran que pueden alcanzar el orgasmo sólo cuando usan la misma técnica cada vez. No hay nada malo en esto. Parcialmente por el condicionamiento y parcialmente por las diferencias en los cuerpos de las mujeres, aprender nuevas técnicas puede ser difícil y aún imposible. Si usted es orgásmica con su técnica de masturbación corriente, siéntase libre de experimentar, pero no sienta que tiene que alcanzar el orgasmo también de otras maneras. Recuerde, la masturbación debe ser divertida y placentera, sin importar cómo lo hace.

 

Mujer Masturbándose con Pareja Masculina (17K)
Del libro "Sex for One: The Joy of Selfloving" por Betty Dodson.
Copyright ©1987, 1983, 1974 By Betty Dodson.

 

Por las Razones Equivocadas

Hay muchas mujeres que se masturban por razones equivocadas, lo que resulta en que no se masturben tan a menudo como ellas pudieran, debieran o quisieran. A menudo tenemos sentimientos negativos sobre la masturbación y nos sentimos culpables cuando lo hacemos. Frecuentemente las mujeres están preocupadas por el hecho que se masturban y por la frecuencia con que lo hacen. Esto resulta frecuentemente en que ellas no se masturben tan a menudo como sería beneficioso para ellas emocional y físicamente. Esas razones se exploran debajo.

Una Cuestión de Necesidad

Las mujeres a menudo usan la palabra "necesito" para describir sus hábitos de masturbación. Algunas dicen, "Necesito masturbarme semanalmente," o "Necesito masturbarme diariamente." Al decir que "necesitan" masturbarse, sin darse cuenta están tratando de justificar su frecuencia de masturbación, que no están cómodas haciéndolo. Si no tuvieran que hacerlo, no lo harían, al menos no tan frecuentemente. Están dando a entender que no tienen elección. Una mujer que se siente cómoda masturbándose no evitaría masturbarse en tanto sienta que debiera hacerlo absolutamente o enloquecer con la frustración sexual. Usando la palabra "necesito" para describir sus hábitos de masturbación, las mujeres están diciendo que sienten que la masturbación es inapropiada, aun cuando puedan masturbarse frecuentemente. La mujer que está cómoda masturbándose es más probable que diga, "Disfruto masturbándome diariamente," o "Me masturbo una vez por semana."

Falta de Apoyo Social y de las Pares

A pesar de la revolución sexual, la masturbación femenina es aún algo tabú. Aun cuando canciones populares, películas y shows de televisión hacen mención de la masturbación femenina, o del uso de vibradores, no es un tema de discusión común. El toque de Madonna de sus genitales en escena fue visto más como gesto obsceno que como exhibición de un acto sexual normal. En mi experiencia, los hombres y las mujeres son más proclives a hacer mención de muchachos y hombres masturbándose que de chicas y mujeres. Esto es en parte debido a la ausencia de palabras familiares que describan la masturbación femenina. Se da por sentado que los hombres y los muchachos se masturban, pero no se espera que lo hagan las chicas y las mujeres, aun cuando es comúnmente aceptado que está bien que ellas lo hagan. Si la mujer no sabe que sus pares se masturban y que ellas presumen que ella lo hace, es menos probable que ella lo haga, o si lo hace, se siente culpable de hacerlo. Aun cuando es aceptable hacer algo, es menos probable que la gente lo haga si no sabe que sus pares lo hacen. Puesto que las mujeres generalmente no hablan de esto, se supone que no se masturban.

 

Mujer Masturbándose con Vibrador (17K)
Del libro "Sex for One: The Joy of Selfloving" por Betty Dodson.
Copyright ©1987, 1983, 1974 By Betty Dodson.

 

Solamente las Mujeres Solas se Masturban

Todavía hay un estigma social muy negativo asociado al rótulo de ser una "mujer sola." La mayoría de las mujeres que conozco se niegan a ir a un evento social público solas. ¿Con qué frecuencia ve usted una mujer sola en un restaurante, en el cine o en el teatro, comparado con hombres solos? Está "bien" estar sola, pero todos preferirían verla en pareja. Es aceptable socialmente ser un hombre solo pero menos aceptable es ser una mujer sola. Como hay tan pocas mujeres solas, y solamente las mujeres solas necesitan masturbarse, no hay muchas mujeres que se masturban. Mientras que esto difícilmente es cierto, describe la premisa de por qué algunas mujeres no se masturban. No lo hacen porque si tienen una pareja, no sienten que deben hacerlo, o si están solas, masturbarse consolidaría su estado. Si no estuvieran solas, no tendrían que masturbarse. En vez de masturbarse salen a buscar una pareja. Esto resulta en muchas uniones infelices y mujeres sexualmente insatisfechas.

Masturbación Equivale a Infidelidad

Puesto que la masturbación es vista como una actividad de la "infancia solitaria," algunas mujeres con pareja sienten que no es apropiado para ellas. Algunas ven a la masturbación como una forma de adulterio cuando se tiene una pareja. Además, cuando se tiene una pareja, se cree que las actividades sexuales deberían satisfacerse plenamente con ella. Mientras que esto es un lindo ideal, en la vida real, sus parejas, sin importar cuán buenas y amantes sean, no satisfacen las necesidades sexuales de muchas mujeres. Para las mujeres con pareja, es importante comprender que es perfectamente normal y sano masturbarse, y que deben hacerlo sin sentirse culpables. Sus pares y sus parejas muy probablemente lo hagan.

Tener Pareja Equivale a Masturbarse Menos

Para muchas, si no para la mayoría de las mujeres, la frecuencia con la cual se masturban no debería disminuir de estar solas a tener compañero sexual. Mientras que esta puede ser la expectativa, algunas mujeres encuentran que realmente se masturban más cuando tienen pareja porque tener una pareja hace sentirlas más sexuales y aumenta su deseo por el placer sexual y el orgasmo. Tener una pareja no significa que la masturbación ya no sea satisfactoria o que no haya veces en las que usted quiera disfrutar el placer en solitario. Cuando usted tiene una pareja, no necesita ser el único medio de tener el orgasmo y no necesita estar presente durante todos sus orgasmos, ni necesariamente es beneficioso si están. Si usted no le está negando nada a su pareja por tener orgasmos sola.

La masturbación no es una actividad en la que usted se involucra solamente cuando está sola, es también un medio de "compartir el placer" con su pareja. Muchos disfrutan viendo a su pareja dándose a él o a ella placer, y obtienen intenso placer de compartir con ellos esta actividad. Como resultado de ver a su pareja masturbarse usted desarrolla una mejor comprensión de qué formas y técnicas de estimulación ellos o ellas encuentran más placentera. Saber que su pareja puede experimentar el orgasmo sin su participación directa ayuda a reducir algo de la presión que usted pueda sentir y permite que el sexo sea más placentero para ambos. Las parejas, en especial las de adolescentes, que no desean el riesgo de embarazo y enfermedades de transmisión sexual, encontrarán que la masturbación les permite experimentar y compartir el placer sexual sin esos riesgos. Durante el embarazo ambos pueden masturbarse juntos cuando ya no es más posible o deseable el coito vaginal. La masturbación debe considerarse siempre una parte normal del sexo en pareja.

Es importante para las mujeres saber cómo masturbarse hasta el orgasmo porque a menudo es necesario estimular su clítoris durante el coito si desean tener un orgasmo. Muchas posiciones sexuales no suministran al compañero de la mujer acceso cómodo o fácil a su vulva. La pareja de la mujer puede estar encarándola en la posición equivocada o sus brazos no pueden alcanzar su vulva. Simplemente es más fácil que la misma mujer se suministre estimulación. También es más fácil para la mujer estimular su clítoris porque no hay necesidad de comunicación verbal con su pareja y ella se provee de la estimulación ideal que requiere cada vez. Que la mujer esté estimulando su clítoris no debe ser tomado como una indicación de que su pareja no es una persona buena o contenedora, o que tiene pobres habilidades sexuales. No quiere decir nada, es que la mujer ha asumido la responsabilidad por su propio placer sexual.

 

Pareja de Lesbianas Masturbándose (15K)
Del libro "Sex for One: The Joy of Selfloving" por Betty Dodson.
Copyright ©1987, 1983, 1974 By Betty Dodson.

 

La Pareja Perfecta Equivale a Sexo Perfecto

Hay veces en todas las relaciones en los que su pareja no está accesible para el sexo cuando lo desea, incluso cuando duerme a su lado. Las parejas frecuentemente tienen diferentes niveles de impulso sexual y expectativas con relación a la intimidad física. Esta es la razón por la que las mujeres frecuentemente se masturban secretamente en la ducha, o se masturban silenciosamente en las primeras horas de la mañana mientras su compañero yace dormido a su lado. Masturbarse cuando usted tiene una pareja es normal y la mujer no debe sentirse avergonzada por hacerlo, la mayoría probablemente lo haya hecho en algún punto de su relación. A menudo es una necesidad. Renunciar a la masturbación y al placer sexual por tener una pareja le hace daño a usted y a la relación, porque lentamente usted comenzará a culparlo por su frustración sexual. Y en la medida que crece su frustración sexual, lo hace su frustración con la relación. Pronto pueden seguir una aventura o un divorcio.

Las Mujeres son Menos Sexuales que los Hombres

Mientras que es extremadamente falso, la mayoría de la gente cree que las mujeres son menos sexuales que los hombres. Somos inducidos a creer que las mujeres piensan en el sexo y lo desean mucho menos frecuentemente que los hombres. La sociedad crea marginadas de las mujeres que son abiertamente sexuales. Esto da como resultado que las mujeres crean que no deben tener fuertes sentimientos y deseos sexuales. Desafortunadamente, muchas mujeres se avergüenzan de admitir que tienen un fuerte impulso sexual, que se "calientan." Esto resulta en mujeres guardando para sí y negando sus propios sentimientos, sensaciones y deseos sexuales. Mientras que el deseo sexual de las mujeres puede variar con el tiempo como resultado de influencias hormonales, son tan sexuales como los hombres. Si la mujer acepta que es tan sexual como un hombre, es más probable que se sienta cómoda con su deseo de masturbarse y con la frecuencia con la que lo hace.

Impulso Sexual Bajo o Ausente

Aun cuando las mujeres son seres muy sexuales, el deseo sexual no debe ser la motivación primaria para masturbarse. La razón principal por la que una mujer se masturba debe ser porque la masturbación simplemente se siente bien. Mujeres con alto grado de impulso sexual pueden masturbase frecuentemente, pero lo hacen porque se siente bien, no porque sean inducidas a hacerlo. Si no se sintiera bien, probablemente no lo harían. La mujer no debe renunciar a masturbarse solamente porque no tenga fuertes impulsos sexuales. Aun si usted no tiene deseo de sexo en pareja, debe disfrutar dándose placer a sí misma. El hecho de que chicas preadolescentes se masturban, prueba que el impulso sexual inducido hormonalmente no es la única razón para masturbarse. Las chicas no lo hacen por ninguna otra razón más que porque se siente bien. Como se siente bien, no hay ninguna razón para esperar que mujeres adultas no lo hagan. No hay nada malo en una mujer dándose placer a sí misma diariamente, o menos a menudo si ella así lo desea. Para que la masturbación sea placentera, no tiene que terminar en orgasmo. La masturbación puede consistir en nada más que poner sus manos contra su vulva cuando se vas a dormir a la noche, porque se siente bien.

Nota: Un impulso sexual bajo o ausente y/o falta de sensibilidad genital puede ser una indicación de niveles bajos de testosterona o baja sensibilidad a ella.

La Creciente Aceptación de la Masturbación Femenina

Basados en las anteriores afirmaciones, no quiero que la gente se lleve la impresión de que todas las mujeres tienen perspectivas negativas de la masturbación, o que todas las mujeres necesitan masturbarse más a menudo. Las mujeres están descubriendo en forma creciente actitudes muy positivas hacia la masturbación. De un ochenta a un noventa por ciento de mujeres jóvenes lo hacen al menos ocasionalmente. Si se les da la oportunidad, las mujeres quieren discutir frecuentemente sus hábitos masturbatorios con orgullo, sin la menor traza de culpa. Surge a la vista que a más mujeres jóvenes los padres les permiten masturbarse. Esto resulta en un número creciente de mujeres adultas que encuentran a la masturbación tan normal como respirar. Adicionalmente, veo relatos de madres que no pueden contener su orgullo viendo a sus hijas aprendiendo a masturbarse a una edad temprana. Esta actitud positiva se transfiere a sus hijas. Estas afirmaciones sólo tienen por objeto ayudar a las mujeres a considerar mejor a la masturbación, no a hacerlas sentir que tienen que masturbarse para ser felices, o que necesitan masturbarse diariamente para beneficiarse de eso. Sólo quiero que las mujeres vean a la masturbación como normal, independientemente de si se masturban, porque sus pares, hermanas, e hijas, muy posiblemente lo hagan.

Hijos y Privacidad

Creo que cada artículo o libro que he leído que justifica la masturbación infantil recomienda que los padres digan a sus hijos que es una actividad normal en la que uno se involucra cuando está solo, que es una actividad que se hace "en privado." Puedo entender por qué recomiendan esto pero pasan por alto un punto importante, los niños pequeños no tienen privacidad. Si usted los baña, los viste, limpia su nariz y su trasero, y entra en sus cuartos sin anunciarse, ¿cuánta privacidad tienen? En consecuencia, enviamos dobles mensajes a nuestros hijos. Los niños pequeños realmente creerán que sus hijos no se masturben. Si es normal, ¿por qué ocultarlo? ¿Por qué los padres no quieren que los vean masturbarse si es normal y todos lo hacen? Si realmente es normal, los padres necesitan tratarlo como tal.

Los niños pueden considerar lo que hacen en su casa y con sus padres y hermanos también como privado, ya que no están en público. Podrían masturbarse en el living cuando no hay nadie alrededor pero si alguien entra pueden ser acusados de no hacerlo en privado. Una chica comenzó a masturbarse frente a su hermana mayor. Cuando su hermana le dijo que no debería hacerlo así, su respuesta fue que ya que ambas eran chicas, estaba bien. Si duermen, se bañan, y usan juntas el baño, ¿por qué ocultar la masturbación? Los niños frecuentemente tienen una visión distinta y más honesta del sexo y la masturbación que los adultos.

Quizá sea mejor recomendarle a los niños masturbarse en su dormitorio o cuando se bañan en vez de decirles que lo hagan en privado. Establezcan momentos y lugares apropiados. Si lo hacen en otros lugares o momentos, no los regañe, distráigalos con algo más. Si usted no tiene algo mejor para que hagan, entonces quizá sea mejor dejarlos solos.

Los padres deben ser tan comprensivos de las actividades de sus hijos como sus circunstancias individuales lo permitan. Habiendo sido testigo de varios niños explorando sus genitales y masturbándose en público sin hacerles mella ni a ellos ni a la gente alrededor, los padres no deberían estar preocupados por la posibilidad de que esto ocurra. Si alguien actúa inapropiadamente en estas situaciones, son los adultos, no los niños.

 

Sexualidad Fetal: ¿Quién Podría Haberlo Imaginado?

La siguiente cita fue impresa en el libro The Clitoral Truth (La Verdad Clitoridiana) por Rebecca Chalker; originalmente apareció en una carta en el American Journal of Obstetrics and Gynecology 175, Sept 1996 página 753.

"Recientemente observamos un feto femenino en su 32ª semana de gestación tocándose la vulva con los dedos de su mano derecha. El movimiento acariciador estaba centrado primariamente en la zona de su clítoris. Los movimientos se detuvieron después de 30 o 40 segundos, y comenzó de nuevo después de unos momentos. Más adelante, estos toques ligeros se repitieron y estuvieron asociados con movimientos cortos y rígidos de su pelvis y piernas. Después de otra pausa, en adición a este comportamiento, el feto contrajo los músculos del tronco y las extremidades, y siguió el clímax, es decir, las rápidas contracciones musculares del cuerpo. Finalmente ella se relajó y descansó. Nosotros (varios doctores y la madre,) observamos este comportamiento por cerca de 20 minutos."

Esto anima la posibilidad de que las bebés niñas, así como los bebés varones, pueden tener alguna conciencia sexual al nacer. Ya pueden saber lo que es el placer sexual y cómo obtenerlo. ¿Es posible que tanto chuparse el pulgar fetal como la masturbación sean igualmente necesarios y beneficiosos para el desarrollo fetal? Cuando una niña toca su vulva, ¿está tomando conciencia de eso, o está demostrando lo que ya ha aprendido o conocido antes de nacer? ¿Cuáles son las consecuencias psicológicas de mover sus manos? ¿Haríamos lo mismo si ella se estuviese chupando el pulgar? Este oscuro registro de sexualidad fetal desafía nuestras percepciones de la sexualidad humana, si en realidad no las destruye.

 


Inicio