Técnicas y Experiencias de Masturbación 12


Experiencias de Visitantes I Experiencias de Visitantes II Experiencias de Visitantes III
Experiencias de Visitantes IV Experiencias de Visitantes V Experiencias de Visitantes VI
Experiencias de Visitantes VII Experiencias de Visitantes VIII Experiencias de Visitantes IX
Experiencias de Visitantes X Experiencias de Visitantes XI Experiencias de Visitantes XIII
Experiencias de Visitantes XIV Experiencias de Visitantes XV



Ilustración de Patsy Website FromLifeDrawings.com


Si quiere compartir sus técnicas y experiencias de masturbación,
por favor envíelas por E-mail a Here


Maria

Hola, primero quiero decir cuánto me gusta su sitio web. A mi marido y a mí nos encanta, me ha hecho ganar mucha confianza en mí y en mi sexualidad. Tengo 29 años y me masturbo desde los 13. He probado varias técnicas y hay muy pocas que me funcionan bien, pero probablemente lo que disfruto más es la masturbación mutua con mi marido, tenemos una relación muy abierta entonces sabemos que ambos nos masturbamos. Comenzamos con la masturbación mutua desde que comenzamos a vernos, especialmente porque no teníamos un lugar para hacer el amor, solíamos hacerlo en el auto después de prolongados besos hermosos. Entonces él solía comenzar a acariciar mi cuerpo, mis hombros, senos y llegaba cerca de mi cintura, lo cual solía calentarme mucho, entonces cuando él finalmente decidía ir abajo sobre mí, ya estaba muy mojada y casi rogándole que tocara mi clítoris. Luego le devolvía el favor masturbándolo y a veces con un "blowjob" [sexo oral] (lo cual a propósito me excita mucho porque siempre me atrajo mucho su semen, su textura, aroma y gusto.) Después de algunas veces comencé a guiar sus dedos cuando él me masturbaba, esto abrió la puerta para hablar sobre nuestra masturbación. Hace más de 3 años que estamos casados y todavía nos gusta incluir la masturbación mutua en nuestra vida sexual.

Una de las técnicas más hermosas que hemos descubierto es hacerlo terminar sobre mi vulva (me encanta esta palabra) y entonces usar su semen como lubricante para masturbarme. Usualmente comenzamos con sexo oral pero cuando él está por acabar, dejo que él mismo termine sobre mí, me encanta verlo mientras abro mis labios con mis dedos, entonces puedo sentir su semen caliente corriendo sobre mí, no puedo esperar más entonces usualmente comienzo a frotar mi clítoris inmediatamente con su hermoso fluido caliente y después él pone uno o dos dedos dentro de mí para alcanzar mi punto-G, y también juega con todo esto mojado un poco sobre mi culo (me encanta). Nos gusta hacerlo muy lentamente pero de todos modos en minutos llego al orgasmo. A veces cambiamos las manos y él juega con mi clítoris mientras yo me pongo los dedos adentro, de ambas maneras es fantástico. También me gusta humedecerme los dedos y chuparlos, me encanta el gusto. En este punto muy frecuentemente él ya está muy excitado de nuevo entonces hacemos el amor y él puede acabar una vez más, pero ahora dentro de mí.

Besos, Maria

Jill

Yo nunca he tenido un orgasmo durante el coito y probablemente jamás lo tendré. Encuentro que la estimulación que necesito no está ahí. La primera vez que tuve lo que llamo un buen orgasmo fue cuando tenía casi 17 años. Yo era porrista en la escuela secundaria y otras porristas y yo estábamos esperando que comenzara el juego. Se sugirió que yo no podría subir a la cima de un columpio. Yo siempre estaba dispuesta a un reto así que fui. Tenía alrededor de 20 o 25 pies (6 a 8 m.) de altura. Yo tenía puesto mi equipo, panty-hoses, y zapatillas. Me shockearon las sensaciones que recibí cuando me trepé al juego. Cuando pude poner mis manos arriba, la fricción que las panty-hoses crearon sobre mi clítoris me dieron lo que llamo mi primer orgasmo satisfactorio. No puedo decir si lloré fuerte pero recuerdo haber escuchado alguna risa disimulada desde abajo. Tuve que esperar un poco antes de bajar, estaba muy sensible. Más tarde le conté esto a mi mejor amiga y me dijo que podría decir que algo me había ocurrido mientras estaba arriba. Eso fue hace 2 años. Desde entonces lo he intentado de nuevo en blue jeans pero no con los mismos resultados. En realidad no acabé. Tendré que exhumar ese body de una pieza, ponerme un par de finas panty-hoses y probar otra vez. Me encanta este sitio. Como dije antes, no tengo el orgasmo muy fácilmente, por lo tanto experimentaré alguna de las técnicas que se mencionan aquí.

Gracias, Jill

Alanna

Hola mi nombre es Alanna, y tengo 17 años. Probablemente comencé a masturbarme cuando tenía 5 o 6 años. Durante la siesta en el preescolar solía hacer un bulto con la manta de la cama debajo de mí, lo mantenía allí con las manos y lo frotaba en contra de mí. Era la sensación más maravillosa del mundo. Me masturbaba frecuentemente de noche antes de quedarme dormida hasta los 10 años. Mi mamá siempre me decía que era sucio y entonces no me toqué más. Yo creía que estaba sucia y lo hacía igual pero menos seguido. Continué masturbándome casi todas las noches y a veces era lo único que podía calmarme ahí abajo como para poder dormir. Lo hacía de la misma manera haciendo un bulto con las mantas debajo de mí y frotando y presionando contra ellas. A veces lo hacía tanto que se me hinchaba y lastimaba, entonces tenía que parar. Cuando cumplí 13 mi mamá me sorprendió acostada desnuda masturbándome en mi cama después que había tomado una ducha. Estaba tan avergonzada que dejé de hacerlo y negué que lo hiciera. Había adquirido mi período ese mismo año y nunca pensaba en la sensación de oprimirme algo dentro de mí. Entonces al practicar natación ella me dio un tampón. La miré como si ella estuviera loca. Pero como soy nadadora tenía que aprender. Insertarme el primero me dolió algo. Después de un tiempo y acostumbrada a la idea de tener algo dentro de mí, me olvidé de todo. Terminé masturbándome una noche con eso dentro de mí y se sintió 10 veces mejor. No podía creerlo. Era como el enlace faltante. Cuando cumplí 15 comencé a hurtar los tampones más grandes de mamá y aprendí un truco. Los sacaba del envoltorio y luego dejaba correr el agua caliente (pero esto sólo funciona con los tampones de aplicador plástico). Ponía el tampón bajo el agua caliente y esperaba hasta que el plástico se calentaba y el tampón se llenara de agua caliente. Después me lo insertaba. Se siente muy caliente y bien. Luego inyecto el tampón dejando adentro también el plástico. Corro sobre mi cama y construyo mi monte de cobertores y como la parte plástica todavía está saliendo cuando oprimes el tampón se mueve dentro de ti sintiendo como que está entrando y saliendo al moverte. Puedo llegar al orgasmo en 30 segundos o menos, quiero decir wow. Perdí mi virginidad cuando tenía 16 años. El sexo no se siente nada como lo siento cuando me masturbo. Pensaba que quizá fuera a sentirse 10 veces mejor pero realmente para mí es muy chato. Afortunadamente tengo un nuevo novio que también tiene 17. Aunque él hace todo por hacerme sentir bien. Es muy distinto que él me pregunte lo que me gusta y si esto o aquello se siente bien. Soy una persona muy tímida para decir y mostrar lo que me gusta. Él tiene mucha más experiencia que yo y sabe mucho más y realmente no necesité nada de ayuda con algunas cosas. Él en realidad me contó de su sitio y gracias a dios por eso. Nunca hablaba de esto con nadie pero después que él me suplicó que chequeara este sitio estoy contenta de haberlo hecho. Espero que esta experiencia ayude a alguien. Todavía uso este truco. No he podido tener orgasmo de ninguna otra manera tan buena como ésta.

-Alanna

Anónima

Pensé que les haría saber sobre mi experiencia de masturbación. Tengo 15 años, desde que era muy pequeña encontré agradable poner mi mano entre mis piernas y generalmente la froto alrededor, usualmente afuera de mi ropa. Ahora que lo pienso, a veces debe haber sido muy obvio para mamá y papá pero nunca dijeron nada. Mamá siempre ha sido muy cuidadosa en mantener en forma y atractivo su cuerpo y regularmente ha visitado la depiladora para mantener depilados sus piernas, axilas y área púbica (el área púbica completamente lisa). A menudo solía ir con ella por lo tanto conocía todo el proceso. Antes de llegar a la pubertad también comenzó a hacerme depilar las piernas. Hemos conversado sobre lo que queríamos cuando comenzara a salirme el pelo púbico y decidí que lo tendría afeitado como mamá. Entonces alrededor de los 12 años y cuando había bastante como para depilar la primera vez, fuimos a la depiladora. Dolió un poco pero también me dio una real pequeña sensación. Cuando llegué a casa fui a mi cuarto, me saqué las bragas y comencé a frotarme hacia arriba y hacia abajo donde había sido sacado el pelo y llegué al orgasmo muy rápidamente. Después de esto hablé con mamá y le pregunté si se había sentido un poco distinta después de haber sido depilada - siempre hemos sido muy abiertas en cuanto al sexo - ella me dijo que se sintió agradable. Ese es el motivo por el cual ella lo mantenía depilado, así como también porque a papá también le gustaba así para sexo normal y oral. Después de eso me excité mucho cuando llegó el momento de visitar a la depiladora. Tuve que tener cuidado de no aparecer demasiado mojada. Cuando terminó, volví a casa y me masturbé. Desde el año pasado que vengo exaltando esta experiencia que es aun más intensa por no usar bragas cuando voy a la depiladora, usualmente usando una falda corta y suelta. Cuando regreso a casa usualmente tengo un orgasmo realmente intenso.

Anónima

Anónima

Me gusta darme tiempo y no apurarla. Me fastidio hasta nuevos niveles, luego me detengo y comienzo de nuevo, alcanzando mesetas más y más altas. Me propongo no acabar, esperar, hacerla valiosa. A veces fantaseo que mi amante va a golpearme si acabo demasiado rápido, y que él puede golpearme de todos modos si no me quedo completamente quieta mientras él me atormenta. Esto me vuelve loca de deseo. Si me quiero volver más loca, imagino que es mi primera vez con una mujer hermosa, lamiéndome y acariciándome. Usando mis dedos, muy suavemente, golpeo la parte interna de mis muslos y pechos y me hago "suplicar" a mí misma que me toque el clítoris. Lo hago, muy ligeramente. Me saca el aliento cuando finalmente me dejo ir a una caída libre de gozo. Siempre eyaculo y siento las contracciones en lo profundo de mí. Entonces comienzo todo de nuevo, lentamente. Me lleva tiempo, pero me gusta. ¡A ustedes también les gustará!

Anónima

Anónima

Tengo casi 50 años y no puedo recordar cuándo comencé a masturbarme pero era chica. Suficientemente chica como para no tener idea de lo que estaba haciendo - pero sabía que se sentía bien. Ahora hace años que estoy casada y he encontrado nuevas maneras de darme placer gracias este sitio web. Me gusta hacerlo cuando estoy sola y especialmente si siento que podría ser sorprendida - supongo que aumenta la sensación. Mi manera más reciente es usar un masajeador que tenemos - vibra como un dildo así que funciona muy bien. Puedo usarlo solo o con alguna otra ayuda. A veces empujo algo dentro de mi vagina y otras veces en el ano, dependiendo de lo que quiero. Mi marido no sabe, pero un día probaré con él. Gracias por el sitio - me encanta la información y las historias de otras.

Anónima

Tina

Bueno, para comenzar me gustaría agradecer a quienes han creado este sitio extraordinario. Encuentro que la masturbación alivia las tensiones. Soy docente y directora de una oficina, y a veces el trabajo me agobia. No comencé a "jugar" conmigo hasta que tuve 17 años. En esa época tenía un novio al que le encantaba hacerme el sexo oral y jugar conmigo. Él me introdujo a una nueva manera de usar Popsicles (especie de helados en forma de bastón). Primero, pones una toalla o algo debajo de ti. Después tomas un Popsicle y lo usas como si fuera un dildo. Se siente muy bien. ¡Sientes muy frío adentro! ¡wowowowow! Entonces incluso puedes continuar usando un vibrador sobre tu clítoris. ¡Eso se siente increíble! Después de esas experiencias con él, terminamos rompiendo la relación por alguna razón. Tuve muchas sensaciones, tenía ganas de volver a tener esas sensaciones. Usé el Popsicle otra vez y me hizo sentir como si fuera la reina del mundo. Ahora estoy comprometida y a mi novio le encanta usar el Popsicle y ubicar su boca debajo para tomar la mezcla de jugos, del Popsicle y de mi cuerpo. Otra cosa que podrías usar es una sustancia llamada "Blue Stuff" [sustancia azul], que puede conseguirse en Wal-Mart. Frota un poco ahí y se sentirá realmente increíble. Parecido al vapor-rub.

- Tina, 21 años, Maryland

Debe tenerse cuidado cuando se usan cosas heladas en la vagina, ya que su interior usualmente no es muy sensible al tacto. Se desconocen los efectos que los ingredientes de los Popsicle pueden tener en el medio vaginal, pero pueden aparecer infecciones.

Hillary

Me masturbo desde los 10 u 11 años. En la escuela había rieles en el gimnasio para las gradas, me sentaba en ellos y me balanceaba hacia adelante y hacia atrás tan discretamente que nadie lo notaba. Se sentía realmente bien. Ahora me siento en la tina cuando tomo un baño y uso mis dedos, ¡es fantástico! (PD.: ¡Estoy MUY contenta por haber encontrado su sitio! Solía estar muy avergonzada de la masturbación, pero ahora tengo mucho más confianza. También aprendí algunas técnicas nuevas. ¡Sigan adelante con ese buen trabajo!!!)

Hillary

Joanna

Hace alrededor de 5 años que me masturbo, justo desde mi divorcio. Mi ex solía hacerme el sexo oral, ¡y quién era yo para quejarme! Me gusta realmente la estimulación del clítoris, y él era un maestro lamiendo mi clítoris hasta que casi no podía soportarlo. Pero desde mi divorcio he sido dejada a mis propios aparatos. Tengo un vibrador impresionante que funciona sobre mi clítoris como ninguna otra cosa, pero he sido realmente afortunada al encontrar una pareja que es muy bueno en darle placer a mi clítoris. Jamás pensé en caer con otra mujer, y estoy muy sorprendida conmigo misma, pero un día en el gimnasio otra chica me dio una señal que ella quería recibir lo físico. Al principio lo rechacé, pero la siguiente vez fui al gimnasio y ella se estaba duchando al mismo tiempo que yo. Advertí que ella se estaba masturbando, y aunque traté de ignorarlo, ella me vio mirando. Antes de saber lo que estaba pasando, ella tenía su lengua envolviendo mi clítoris, yendo por la gloria. Tengo vergüenza de decir que monté su cara como si fuese mi secretaria, y me sacudí y acabé como no lo había hecho en muchos años. Entonces me volví hacia su gloriosa vulva y chupé su clítoris como si mi vida dependiera de su orgasmo. Sus gritos y temblores son aún parte de mis fantasías de masturbación 10 años después. Aun cuando después de eso nos vimos en el gimnasio muchas veces, nunca nos disfrutamos de nuevo del mismo modo. Quizá eso fue lo que ambas necesitamos entonces, no sé. Sin embargo, sé que desde entonces, cuando me masturbo, me veo como estaba ese día, montando su lengua en la gloria, sin temor de ser descubierta, sintiendo sus dientes sobre mi clítoris, y sabiendo que esto tenía que ser. Helen, dondequiera que estés, gracias por los recuerdos, y por esa montada de clítoris alucinante sobre tu hermoso rostro. Que la paz y las buenas chupadas de vulva estén contigo siempre.

Joanna

Nina

Hey, mi nombre es Nina. ¡Me encanta su sitio! Antes solía sentirme muy culpable por masturbarme, pero ahora no, gracias a leer las experiencias de otras personas; también me encanta este sitio porque puedo leer las técnicas de otras chicas, siempre voy corriendo a mi cuarto o al baño para probarlas. Tengo 15 años y me masturbo más o menos desde los 7. Nunca supe cómo se llamaba en realidad, sólo sabía que tocarme "ahí abajo" se sentía muuy bien.

Mi técnica principal es acostarme en mi cama, y pensar en mi novio que me besa, y que baja tocándome toda hasta mi vulva. Entonces comienzo a mover mi dedo muy lentamente en círculos sobre mi vulva, al comienzo en ningún sitio especial, sólo ahí, luego pienso en la lengua de mi novio deslizándose adentro y afuera de mi agujero [vagina]. Comienzo a sentirme queriendo acabar, y después subo un poquito la velocidad y uso mi dedo mayor para entrar y salir de mi agujero. Entonces comienzo a mojarme (no podría hacer nada de esto si no estuviera totalmente concentrada. Y si realmente no entro en mi fantasía no pasa nada). Después ya no puedo sostenerlo más. Comienzo a frotar mi labio menor y a hacer círculos en mi agujero, esto usualmente me hace seguir y tengo mi orgasmo, se siente muuuy bien. Después me siento muy débil (en el buen sentido).

También probé la técnica del grifo, leí sobre ella aquí, y déjenme decirles, ¡me dio el mejor orgasmo! Puse el agua en caliente, y cuando sentí que venía el orgasmo puse el agua más fría, yo pienso que eso me hizo que durara más. Si no han probado aún el chorro de la tina... ¡háganlo!!!

¡Bueno, gracias por las ideas, son todas fabulosas!

Casey

Tengo 14 años, me masturbo desde los 6, usualmente después de la escuela me acostaba en mi cama desnuda, y me frotaba suavemente, soñando que otra chica me lamía el trasero, cuando tenía 10, yo y el vecino de al lado tuvimos sexo, él lamió mi vagina.

Cariños
Casey

Roz

Tengo 20 años y me masturbo desde que puedo acordarme. Siempre he sido muy sexual, incluso de niña, y - gracias a mis padres abiertos de mente - que me enseñaron sobre sexo a muy corta edad (2-3 años). Creo que esto es esencial para una vida sexual sana porque cuanto más chica eres cuando te informan, menos avergonzada te sentirás con el sexo en general.

Hasta más o menos los 12 años siempre estuve un poco avergonzada de masturbarme. Esto no era porque yo personalmente sintiera que estaba mal, sino porque asumía que todos los demás estarían shockeados y disgustados si sabían que lo hacía. De chica creía que probablemente yo era la única (o al menos la única chica) entre mis pares que se masturbaba, entonces lo guardaba como algo muy íntimo. Sin embargo, alrededor de los 12 años me atreví a discutirlo con mis amigas y descubrí que ellas también se masturbaban. Las mejores eran las conversaciones con uno de mis amigos varones: nos contamos todo - lo que nos gustaba (tipos de porno, etc.), lo que hacíamos y a quién nos gustaría hacérselo.

Fue también a los 12 que empecé a experimentar con la masturbación. De niña usualmente yacía boca abajo, con la palma que me presionaba el clítoris. No me masturbaba mucho, pero generalmente lo disfrutaba y 'necesitaba' hacerlo. Entonces a los 12 años comencé a masturbarme regularmente, también probando varias posiciones y con varios objetos en mi vagina, comenzando simplemente con mis dedos. Comencé también a fantasear apropiadamente. Antes ya había tenido enamoramientos y había fantaseado un poco, pero ahora estaba dejándome tiempo para fantasear y para masturbación prolongada. Se volvió un hobby para mí y ¡todavía lo es hoy!

Ahora estoy en una relación a largo término con un muchacho del que estoy muy enamorada, y tenemos sexo frecuente y muy satisfactorio. Sin embargo, todavía me masturbo y jamás lo abandonaría. Mi novio y yo somos muy abiertos en lo referido a la masturbación y nos contamos y mostramos todo. También discutimos nuestros tipos preferidos de porno y nuestras fantasías.

Me masturbo de varias maneras diferentes, que van desde tocarme el clítoris cuando me siento a ver porno de Internet, hasta acostarme de espaldas en mi cama usando un vibrador mientras fantaseo. Sin embargo, todavía mi posición favorita es acostarme boca abajo. A pesar de que soy diestra, mi mano izquierda hace la mayoría del trabajo. Pongo el dedo medio dentro de mi vagina y presiono el talón de la mano contra mi clítoris. Para presión adicional pongo encima de la izquierda mi mano derecha. Esta es la forma más sencilla y rápida en que me masturbo y a menudo puedo alcanzar el orgasmo en menos de un minuto. No me masturbo todos los días pero la mayoría de ellos, y cuando lo hago, frecuentemente me masturbo hasta cinco veces consecutivas, porque a menudo encuentro que acabar una sola vez no es suficiente.

Fantaseo sobre varias cosas, incluyendo: mi novio y varios actores/personajes en una variedad de escenarios diferentes. Cuando la fantasía es sobre un actor o el personaje que juega, raramente yo soy yo, y en cambio me invento un personaje para ser yo - ocasionalmente, el personaje que invento para mí es un hombre. Muchas de ustedes han mencionado que piensan sobre tener sexo con otras mujeres. Desde los 10 y hasta los 16 yo también lo hice, aunque ahora prefiero los hombres. Lo que me gustaría saber es: ¿Hay alguien más que gusta pensar en dos hombres (teniendo sexo)? No quiero decir teniendo un trío, sino sexo gay, del mismo modo que a muchos hombres les gusta pensar en lesbianas. También me gusta la idea de usar una tira (para dildo) (¡aunque dudo que mi novio sería muy listo en esto!), y a veces pienso en que me da golpes en la nalga, aunque esto es menos importante.

Tengo otra pregunta, aunque yo puedo entender que puede ser inapropiado para este sitio web: En la página sobre fantasías, usted menciona la violación. Esta es una de mis fantasías (aunque no involucra ningún dolor o violencia). Sin embargo no ha mencionado la violación misma. Estoy segura que muchas mujeres tienen la fantasía de ser violadas, pero ¿soy la única que fantasea con la violación? De nuevo, no digo causando gran dolor o lastimaduras, pero me gusta la idea de estar en control y que sea espontáneo, y el elemento sorpresa, que es posible para un hombre pero imposible para la mujer en la vida real, ya que el hombre debe tener una erección para comenzar con todo.

Muchas Gracias
Roz

Anónima

Hola. Soy una mujer de 26 años que se masturba varias veces por día. Hago esto desde que tengo memoria. Yo era muy chica, quizá tenía 7 u 8 años, y encontré las revistas porno del novio de mi mamá escondidas debajo de la cama. No recuerdo cómo descubrí que podía frotar mi clítoris y llegar al orgasmo, pero lo hice. Encontré videos y toda clase de juguetes sexuales en su dormitorio. La masturbación se siente taaan bien. Si no tengo ninguna estimulación visual, me acuesto sobre mi vientre y me masturbo con mis caderas ligeramente levantadas de la cama o el piso. Me abro los labios (de la vulva) con mis dedos índice y anular, y golpeo mi clítoris con el dedo medio. Siempre me imagino a mí misma con mujeres. Las películas para adultos que compro siempre son sobre lesbianas. Usualmente un buen orgasmo hace el truco. Estoy contenta de oír que tantas otras mujeres se dan placer a sí mismas, tanto como lo hago yo. Gracias por este fantástico sitio web.

Anónima

Voy a compartir una técnica que disfruta mi novia. Ella tiene 26 años, es realmente muy hermosa y en los otros aspectos es toda una chica norteamericana "normal". Es un acercamiento al orgasmo algo diferente y profundiza mi curiosidad sobre qué y cómo la gente se excita. A ella le llevó un tiempo compartir conmigo (y mostrarme) los detalles. Con la comodidad del anonimato, las dos decidimos mandar esto para ver si había "otras" mujeres que habían probado esta técnica. Ella me pidió que la escribiera.

Kyle (no es su nombre real) se masturba orinándose encima en su ropa interior primero y luego frotándose hasta el orgasmo sobre la ropa mojada. Suena extraño... desde ya que es diferente. Ella me contó que comenzó a hacer esto a principios de su adolescencia, cuando entró a la pubertad. Ella asociaba la vejiga llena y la presión resultante a la excitación sexual. Cuando su vejiga se llenaba, comenzaba a tocarse casi inconscientemente. En un esfuerzo para tener lo que rápidamente conoció como su primer "orgasmo" ella se acostaba en su cama y comenzaba el frotado general en su área vaginal (sin penetración). Me explicó que una vez mientras hacía esto tuvo la urgencia de orinar, y entonces simplemente se "dejó ir." Aparentemente, la combinación del pis caliente mojando su ropa interior (y, para su desmayo, la cama) y la excitación sexual creada por su frotamiento, ¡la trajo a su primer orgasmo real y fue creada la "impronta" del alivio sexual! Este nuevo placer fue abrumador. Dijo que durante su adolescencia se orinaba más en sus calzones que en el toilet. Naturalmente esta actividad presentaba grandes inconvenientes, al generar que toda su ropa interior estuviera húmeda, y muy pronto su cama, y como resultado Kyle rápidamente adoptó medidas para gestionar esta actividad (toallas, y manchas secretas escondidas en su cuarto mientras vivía en su casa. [¿se imaginan?])

Nos conocimos en la Universidad y es entonces cuando descubrí su "técnica." Comenzamos a tener citas durante nuestro año senior, ella estaba viviendo en un departamento. Un día después de clases, fui al departamento de Kyle, ella aún no había regresado de clases, decidí "asustarla" cuando volviera a su casa y me escondí en el baño de su dormitorio, yo estaba disfrutando por anticipado la diversión de saltarle encima y sorprenderla. Bueno, ¡fui yo que recibí la sorpresa de mi vida! Mientras esperaba en el baño de Kyle, sentía el inconfundible olor de la orina. Desde ya, cerca y alrededor de su canasto de ropa el olor era muy fuerte. Como hacen los varones "investigué." El canasto estaba lleno de toallas y ropa mojada... un par de calzones, un par de jeans y un par de pantalones pijama... todos mojados. Al principio estaba extrañada. Pero también estaba intrigada. En pocos minutos entró Kyle a su cuarto, pero yo ya había olvidado el "susto"; de repente se abrió la puerta del baño, y ¡ahí estaba yo! Ella no estaba muy feliz de verme ahí, estaba visiblemente sacudida y contrariada. Me preguntó qué estaba haciendo y luego salió del baño abruptamente. Después de algunas preguntas y halagos, Kyle se quebró y me explicó torpemente en detalles lo de su masturbación. Ella todavía hace esto regularmente pero prefiere mantener la privacidad mientras lo hace. Cuando veo toallas extra afuera sé que ella necesita privacidad. La he visto posteriormente y encuentro a esto muy erótico. ¡Sin embargo, ella se sentiría mortificada si la gente que la conoce alguna vez lo supiera!

Mientras que éste puede ser un caso extremo, muchas mujeres reportan que la orina y especialmente la urgencia de orinar, mejora sus experiencias sexuales. No sabemos por qué la presión de la vejiga llena mejora el sexo, pero lo hace. Quizás estimula los mismos nervios asociados con la glándula próstata femenina, que son distintos que los nervios que van al clítoris.

Anónima

Hola. Este es un sitio web cool y muy informativo. Tengo 29 años y recién comienzo a masturbarme. Es ciertamente divertido cómo me inicié. Estaba de compras en un Wal-Mart cuando una de las empleadas se me acercó y me preguntó si quería un cupón para un Oral-B. Entonces lo sostuvo en su mano y me dijo que lo tocara. Me sorprendí e impresioné mucho con la vibración que tenía esta herramienta de "higiene oral". Inmediatamente supe que iba a tener uno y ¡ya sabía lo que iba a hacer con él!!! Funciona estupendo para el clítoris, y es pequeño y discreto. Insto a todas las mujeres que se masturban a que salgan y compren uno. Cuestan menos de 10 dólares. Diviértanse.

Eliza

Hola, mi nombre es Eliza y hace algunos años que me masturbo. Cuando incluso no me daba cuenta de lo que hacía me "masturbaba." Cuando era más chica, disfrutaba mucho cuando jugaba en la ducha. Solía tomar una botella vacía de shampoo, la llenaba con agua caliente y la montaba entre mis piernas. Luego apretaba la botella y dejaba que el agua golpeara mi clítoris. No sabía nada sobre masturbación y pensaba que esto era pura diversión.

Al volverme más grande iba a mi cuarto y me acariciaba, sin saber todavía el término de lo que hacía. Me sentaba sobre mi cama, apartaba mis piernas un poco, y tocaba mi clítoris con el dedo medio. Me excitaba, pero nunca hasta el punto de tener un orgasmo.

Ahora soy más grande y sé un poco más sobre masturbación, gracias a este sitio web adorable, he aprendido nuevas maneras de complacerme. Encuentro que el método de los dedos ya es inútil conmigo. Nunca estoy satisfecha, incluso cuando tengo fantasías de un hombre o mujer con su cabeza entre mis piernas, fastidiando mi clítoris con su lengua. Un día estaba buscando algo en casa que pensaba me ayudaría a ponerme de ánimo. Encontré uno de mis grandes resaltadores, una forma redondeada que es realmente suave.

Deslizo lentamente el resaltador (la parte de atrás, no la tapa) en mi vulva, tocando mi clítoris. Lenta y suavemente froto el resaltador atrás y adelante. Mientras hago esto, fantaseo con estar con alguien o miro algunas fotos para ayudarme a ponerme de ánimo. A veces leer cuentos eróticos realmente ayuda.

Continúo frotando el resaltador a lo largo de mi clítoris, hasta que empiezo a tener ligeros espasmos. Bajo un poco el ritmo, disfrutando la sensación del resaltador mojándose en mis propios fluidos. Ahora que el resaltador está más mojado *usualmente cuando comienzo ya estoy un poco mojada* la sensación es aún más satisfactoria. A esta altura tengo que detenerme o de otro modo la sensación viene y se va, dejándome querer más. Entonces sigo tan lento como puedo, hasta que mi cuerpo comienza a sacudirse. Finalmente no puedo prolongarlo más, los espasmos se hacen más grandes. Deseo gemir en voz alta, pero cierro mis ojos y grito mentalmente en éxtasis.

Usualmente puedo hacer esto un par de veces cada noche. A veces tengo que esperar un poco antes de hacerlo de nuevo. Sin embargo es una sensación fantástica. Durante el último mes, me he masturbado al menos  4 veces cada noche. Vivo en una casa de cuatro y afortunadamente tampoco tengo que ocultar el hecho que lo hago. Recientemente hablé con mi madre sobre la masturbación y me enteré que ella lo hacía cuando era más joven. Me hace sentir mejor saber que no soy la única persona que alguna vez haya hecho esto.

Anónima

Tengo 36 años y comencé a masturbarme a los 10. Solía ir al dormitorio donde estaba sola con la puerta cerrada, mi mamá pensaba que estaba ahí jugando y yo estaba sentada en el piso con mis shorts sacados y las piernas abiertas. Usaba mi dedo y me frotaba sobre el clítoris atrás y adelante, solía tener esta sensación divertida, no sabía lo que era pero se sentía bien. Me levantaba y retorcía con la sensación y entonces paraba. Frotaba mi dedo arriba y abajo sobre mi clítoris otra vez y lograba una fantástica sensación después de ese primer intento. Jugué conmigo por un tiempo, y entonces dejé. Solía escaparme y hacerlo a escondidas en el porche de atrás cuando nadie me veía y me sentaba en el porche con las piernas abiertas y el short con el cierre abierto, tenía mi mano izquierda abajo de mis shorts y mis dedos fastidiándome el clítoris y comenzaba a sentirse fantástico a partir de ese momento. Solía tener que ocultar mi masturbación y los secretos que mantenía para mí misma y quería sentir el hormigueo y la relajación que eso me daba. Solía tener una muñeca, le quitaba la ropa y me acostaba sobre la cama o en el piso y abría mis piernas sin ropa encima y tomaba esa muñeca y llevaba su cabeza a mi clítoris y la muñeca tenía un sonido como que chupaba con su boca. Ponía su cabeza sobre mi clítoris y la movía atrás y adelante como si me estuviera chupando la vulva. Se sentía tan bien. Ahora, a mi edad, me encanta acostarme en la cama sin mi marido alrededor y me encanta tomar mi mano y jugar con mi vulva húmeda y caliente y follarme a mí misma y usar mi dildo.. MMM, se siente muy bien cuando lo uso y me encanta cada minuto con él y amo masturbarme porque se siente taaan bien....

Barron

Me encanta frotar mi clítoris, lo hago desde que era chica. Sabía que se sentía bien ahí pero nunca me imaginé lo bien que se podría sentir. Alrededor de los 12 años me senté en la ducha y me estaba poniendo lista para afeitar mis piernas. De alguna manera, me moví hasta el lugar justo y una intensa corriente de la ducha golpeó mi clítoris. Oh dios mío, me sacudía y mi corazón palpitaba. No sabía lo que eso haría pero tenía que verlo. Abrí mis piernas y los labios de mi vagina y me moví hasta el lugar exacto. Creo que acabé inmediatamente. Continué haciendo esto muy a menudo. Un maravilloso día encontré el vibrador de mi padre que usaba para el dolor de cabeza. (Él diría... ¡ja!) Mamá y Papá se fueron todo el día y yo estaba sola en la casa, solos yo y el vibrador. Me saqué toda la ropa y me acosté en el piso. Nunca antes había hecho esto pero sabía que tenía que ser bueno. Puse el vibrador sobre mi clítoris expuesto e hinchado y encendí el interruptor. Nunca en mi vida sentí algo tan bueno. Hice esto todo el día. Al día siguiente estaba lastimada, pero pensé que también eso podría ser bueno. Y desde ya lo fue. Quiero probar una ventosa para clítoris o creo que en realidad son limpia poros de piel. Se ve bien. ¿Alguien sabe algo? Ahora voy a masturbar mi clítoris. Bye......Barron

Anónima

Yo voy a un salón de bronceado y siempre me bronceo completamente desnuda. Un día cuando justo estaba entrando en la cama escuché a la chica en el salón de al lado masturbándose y gimiendo bastante fuerte. Recién había aceitado mi cuerpo, entonces pensé que podría unirme a ella. Comencé a frotar mis voluptuosas tetas redondas y a darle golpecitos a mis pezones con mis dedos mojados. Incluso chupé un rato mi pezón derecho. Entonces fui abajo hasta mi patinoso clítoris y comencé a frotarlo mientras me mecía atrás y adelante en la caliente cama de bronceado. Podía escuchar sus gemidos haciéndose más fuertes por lo tanto comencé a gemir lo suficiente para que ella me escuchara. Pronto acabamos juntas mientras jugábamos con nuestras propias vulvas. Dejé mi sesión de bronceado un poco antes para poder ver quién era y cómo me impactó al ver que era mi propia jefa. Nunca la volví a ver de la misma manera. Ahora lo hacemos algo diario, en su casa.

Anónima

Tengo 27 años y me masturbo desde los 7 u 8. Comenzó cuando yo estaba pasando la noche en la casa de una amiga y ella me preguntó si alguna vez me había tocado. Ella comenzó a masturbarse y yo sólo miraba. Al día siguiente cuando fui a casa lo intenté. Aunque su técnica fue la estimulación directa, yo me frotaba por afuera de mis pantalones, usualmente sentada en una silla con mis piernas cruzadas estrechamente. No sabía lo que estaba pasando, pero se sentía realmente bien. Cuando cumplí 15 comencé a asociarlo con una sensación "sexual". Fantaseaba con mis amigos o enamoramientos y masturbarme se volvió parte de mi vida cotidiana. En la universidad, a menudo escuchaba a mi compañera de cuarto satisfaciéndose a sí misma tarde de noche cuando ella creía que yo estaba dormida. Ese fue el punto cuando comencé a usar mis dedos para frotar mi clítoris. Así tomaba mucho tiempo para alcanzar el orgasmo pero era muy intenso. Mi compañera de cuarto y yo de alguna manera sabíamos lo que estaba pasando - y hablamos sobre eso. Pronto las dos estábamos cómodas masturbándonos juntas - en la oscuridad, podíamos escucharnos. Esto era muy excitante y me hizo dar cuenta de que la masturbación era una cosa muy natural y aceptable. Generalmente me masturbo con un vibrador, acostada en la cama. Cuando lo hago me gusta estar completamente sola. Sostengo el vibrador en el lado izquierdo del clítoris y a través de mis piernas muy estrechamente. Realmente no muevo demasiado el vibrador alrededor. Me gusta fastidiarme pero encuentro muy difícil no llegar inmediatamente al orgasmo. Simplemente dejo que ocurra. También he fantaseado con estar con otra mujer mientras me masturbo. Aunque he jugado con una chica en la universidad, (sólo estimulación manual), todavía es muy erótico fantasear con eso. Ahora estoy recién casada y mi marido y yo somos muy abiertos con respecto a la masturbación. Ha traído excitación y diversión a nuestra relación y ¡estoy segura que los dos nos masturbaremos bien entrados en nuestros años dorados! ¡Gracias por permitirme compartir esto!

Anónima

Para hacerlo, uso un animal de felpa y me encanta. Me acuesto sobre mi vientre y me muevo atrás y adelante, gimo apenas y eso ayuda mucho. También uso la ducha y cuando hice eso la primera vez, pensé que era la única (que lo hacía). Gracias a Dios que otras también lo hacen. Pero lo de "Jenny" y "Tasha" me golpeó en AIM y podemos hacer algo ahí. Mi s/n es [quitado]. Lo estoy haciendo en estos momentos al leer estas historias porque parece que realmente me calientan.

Removí su AIM, porque no pudimos controlar quién y cuánta gente intentó contactarla

Anónima

Tengo 21 años y me encanta masturbarme. No puedo recordar cuántos años tenía cuando comencé. Creo que pudo haber sido alrededor de los 15. Una noche estando en la cama descubrí que frotar mi clítoris se sentía bien. Comencé a hacer esto regularmente. Cuando comencé me detenía justo antes del orgasmo porque no podía manejar la sensación. Entonces una noche me propuse seguir mientras se acumulaba la excitación. Fue como una explosión. La sensación más sorprendente que jamás había experimentado. Ahora trato de hacerlo dos a tres veces por semana. Me gusta hacerlo en la cama, me desnudo y me froto toda, enfocándome en mis pezones. Finalmente voy bajando, chupo mi dedo medio y comienzo a frotar (mi clítoris) suavemente, luego más y más rápido mientras me acerco al clímax. Después hallo que me duermo más fácil.

Sinner

Hola, soy una chica de 20 años, quiero contribuir a su sección "experiencias", y esta es mi historia.

Comencé a masturbarme a la edad de... no recuerdo. Es como que he estado haciendo eso toda mi vida, desde el mismo día que nací. A los 10 años ya era una real adicta a la masturbación. Mucho antes de los 12 años ya había tenido fantasías sexuales (el comienzo de mis períodos), pero cuando comenzó mi "asunto sangriento", mi cuerpo había decidido que era el momento de volverse loco. ¡LOCO! Había como fuego entre mis piernas. Estando inflamada, imploraba terriblemente por sexo en mi adolescencia, y eso me hacía masturbarme, a veces más de 3 veces por día.

Ahora tengo casi 21 años, y tengo un impulso sexual simplemente monstruoso. Creo que mi caso es uno de esos extraordinarios, que a veces es llamado "ninfomanía", aunque odio este término pseudo científico, y sé que muchas otras chicas sienten lo mismo. Estoy segura de que tengo una cantidad gigantesca de testosterona.

Usualmente me masturbo con mis dedos, haciendo movimientos circulares fuertes sobre mi clítoris. También uso diferentes cosas para jugar con el clítoris, lo toco con un lápiz de labios, o un marcador, etc. La frecuencia depende de muchos factores. Cuando estoy trabajando y estudiando, y muy cansada, puedo no masturbarme por varios días. Cuando no tengo muchas cosas  por las que preocuparme, lo hago varias veces por día, usualmente 2 o 3 veces. Lo he hecho incluso más, pero el problema es que mi clítoris se lastima. ¡Excitada y ansiosa por recibir estimulación, pero lastimada! Este dolor me impide jugar conmigo, probablemente, más de 10 veces por día. ;)

Creo que huelo y tengo un sabor fantástico. Siento mucho que no pueda hacerme yo misma el sexo oral, pudiendo sólo lamer mis jugos de mis propios dedos. No me siento muy cómoda con la penetración vaginal, aunque a veces inserto algo ahí, para lograr nuevas sensaciones. :) Puedo llegar al orgasmo en aproximadamente 5 minutos, pero nunca lo hago así. Prefiero prolongar mi dulce tormento por lo menos hasta 20-30 minutos, o más, deteniéndome cuando siento que el orgasmo está cerca, y entonces continuar. Mis fantasías son principalmente violentas. Mi fantasía favorita es sobre ser violada por toda una banda heavy metal. Estos sujetos de pelo largo con cadenas y cuero me vuelven loca. Me imagino que mis manos están atadas, o que incluso tengo grilletes en mis manos y piernas. Los tipos me hacen abrir las piernas. El líder de la banda es el primero. Comienza haciéndome el sexo oral, rudo y pesado, mientras que los otros chupan y frotan mis pezones, y hacen que les haga sexo oral a todos (desde ya, tengo que comer el semen). De vez en cuando, él muerde mi clítoris, eso me hace gritar, y todos se ríen y dicen obscenidades: que yo huelo y tengo buen sabor, etc... Luego ellos simplemente me f*** (fuck=follan) duro. Oh sí, y no se olviden de la música que quiero para esta orgía bestial: death o black metal. 

Otras chicas pueden estar ahí también. Me gusta imaginar cómo les lamo y chupo y beso todo su cuerpo, y especialmente "ahí".

Los orgasmos que obtengo con esta fantasía casi me llevan a la muerte.

Su sitio es el mejor que haya visto sobre la sexualidad femenina. ¡Continúe!

Cariños,
Sinner

Hoeboe

Ok, primeramente me gustaría decir lo fantástico que es, que tanto mujeres jóvenes como mayores compartan sus hermosas experiencias con otros. De sólo leer estas experiencias me excité y comencé a masturbarme. Comencé cuando era muy chica, a propósito ahora tengo 16. Solía acostarme en el piso y frotar mi cuerpo hacia arriba y hacia abajo. Luego un día cuando no había nadie, fui a mis escaleras, agarré mis piernas entre los palos de las escaleras, sostuve mi cuerpo con los brazos y me froté contra los palos, más y más rápido. Cuando hice esto era chica, pero al hacerme un poco más grande lo hacía sobre cosas más grandes. Luego me di cuenta que podía usar cómodamente mis manos. Y esto comenzó justo después de saber qué era exactamente la masturbación. Ahora pienso en sexo cada 15 minutos, y flirteo literalmente con todos los chicos, no me puedo resistir, me siento muy caliente. Usualmente me acuesto en la cama, cierro los ojos y me imagino que una cuerda me levanta y todos los hombres que me adoran vienen a tener sexo conmigo. Esto se convierte en un sueño y tengo fuertes imágenes de mí siendo tocada por el tipo de hombres que me gusta que me toque. Es muy excitante. Podría continuar para siempre, pero me gustaría decir, que he aprendido mucho de mí misma y de otras en este sitio. Este sitio nos pone en evidencia cuánto pensamos en el sexo, en ser amadas, y lo más importante, cómo nos gusta que nos toquen. Gracias otra vez. Hoeboe x

Alice Rose

Lo he estado "haciendo" desde aproximadamente los 12 años. Mi fantasía favorita actual es que mi novio y yo estamos acostados en una cama mirando por TV un partido de fútbol. Hay en el cuarto algunas otras parejas por lo tanto tenemos que ser muy discretos. De vez en cuando alguien nos habla y tenemos que responderle. Tengo que ser muy silenciosa y no moverme o gemir porque no queremos que nadie sepa lo que estamos haciendo. Tenemos una manta sobre nosotros y él desliza su mano por debajo de mis calzones y comienza a frotarme muy suavemente hasta que me mojo. Entonces él desliza su dedo dentro de mi vulva y la deja quieta ahí por algunos minutos. Me caliento mucho porque sé cómo va a sentirse cuando él comience a mover su dedo. Luego él comienza a mover su dedo, sólo un poquito pero se siente eléctrico. Él no me frota pareja o rítmicamente. Sólo me toca al azar. Empuja con su dedo y frota cerca de mi clítoris pero no justo sobre él. Continúa fastidiándolo con pequeños golpecitos y tironcitos con su dedo. Él continúa con esto la primera mitad del partido. Parando y comenzando, parando y comenzando. Sabe que me estoy volviendo loca pero no me deja acabar. Él tira de la punta del clítoris con tironcitos uniformes y luego irregulares. El fastidio es insoportable. Ahora va por la mitad del partido y todos se levantan y comen, etc. Después del entretiempo nos acostamos de espaldas sobre la cama y él comienza todo de nuevo. Pero esta vez sé que va a dejarme acabar antes de que termine el partido. No sé cómo o cuándo va a ocurrir pero la anticipación es más que lo que puedo soportar. Continúa golpeando y fastidiando, frotando y parando y volviendo a comenzar, y corriendo su dedo en círculos alrededor de mi clítoris hasta que creo que comienzo a estallar y entonces se detiene y deja su dedo apoyado cerca de mi clítoris. Él lo dejará perfectamente quieto durante mucho tiempo. Entonces lo moverá sólo un poquito. Luego un poquito más. Entonces frota el tronco del clítoris hasta que tiemblo y vuelve a detenerse. Continúa con esto hasta que finalmente, por lo menos espero que él no pare. Él continúa fastidiándome y golpeándome hasta que acabo. Pero tengo que acabar en perfecto silencio, sin gemir ni moverme.

Anónima

Sólo sentarme frente a la computadora y leer todo lo que usted ha escrito, me CALIENTA y me hace querer ir al dormitorio y darme placer. Por cierto, lo haré.

Mare

Hey esta es Mare,

Hace mucho tiempo que me masturbo (probablemente desde los 7 años, y yo ni siquiera lo sabía). Disfruto cada momento. Me aburro realmente muy fácilmente entonces me gusta probar cosas nuevas. Hace poco, me di cuenta que tenía todas estas cuentas en ese collar de carnaval y me calenté en extremo... entonces decidí explorar. Retorcí parte del collar de manera que quedó como una larga tira de cuentas y puse un extremo del collar entre los labios de mi vulva y el otro atrás, en mi culo. Arrodillada, lo froté adelante y atrás asegurándome de tener contacto directo sobre mi clítoris y sobre mi ano. Pensando en alguien que me gustara, conocido o alguien famoso, me puso de ánimo fantasear con ellos. La sensación fue sorprendente... mejor que la que jamás había tenido antes. Cambié de ir lentamente con mucha presión a rápido y menor presión para controlarme y llegar a un gran orgasmo. Recomiendo que prueben esto y vean si funciona para ustedes. Diviértanse chicas. Oh y gracias a este sitio web me siento más cómoda conmigo y es mi inspiración.

Nadia

Pienso que tenía 4 o 5 años y una noche me desperté sintiendo esta sensación fantástica. Estaba acostada sobre mi vientre con mis manos apretando mi vulva. No sé cómo descubrí esto pero es la única manera que tengo para acabar. Me parece que mi novio no se masturba.

Chantelle

Hola, mi nombre es Chantelle, tengo 16. Realmente no puedo recordar desde cuándo me masturbo. Creo que en parte fue porque cuando tenía 3 años uno de los amigos de mi hermana mayor que tendría 7 u 8 años me pidió si podía conservar un secreto. bamos al bosque todos los días. No estoy segura cómo teníamos sexo. Es todo borroso pero recuerdo tomándonos el sabor. Él me preguntó si él tenía buen sabor. Yo mentí, no tenía buen sabor y recuerdo besándonos en la boca, gustaba como metal. De todas maneras, no estoy segura si (el sexo) lo hacíamos bien porque todavía tengo himen. Yo guardaba su secreto porque era un secreto y mi hermana siempre decía que yo era una chismosa (bocona) entonces me honraba mantener su secreto. Después nos mudamos y recuerdo, no estoy segura cuántos años tenía, probablemente 5 a 8 o algo así, pero solía montar a mi muñeca Barbie, animales de felpa, viejas Barbies cuyas cabezas no me gustaban porque les había afeitado el pelo y las frotaba sobre mi vulva. Luego recuerdo cuando descubrí las técnicas del cabezal de la ducha, debo haber tenido 8 o 9 años o algo así, lo sacaba para enjuagarme y recuerdo que enjuagarme la vulva se sentía muy bien. Por entonces no sabía que me estaba masturbando, todo lo que sabía era que se sentía bien. Cuando éramos chicas mi mejor amiga y yo, como de 6 a 10 años, solíamos montarnos, besarnos y lamernos los pechos mutuamente. Una vez una amiga y yo nos lamimos mutuamente las vulvas pero no mucho tiempo. Después también entre los 6 y los 10 años, mi mejor amiga antes de mudarme, Tina, bueno me contó que había encontrado una cosa en forma de pene en el armario de su mamá, en una bolsa roja. Le ayudé a bajarlo y descubrimos que tenía una perilla, alto y bajo, por entonces no sabíamos que eso era un dildo, solíamos colocarlo sobre nuestras vulvas por turno, se sentía bien - a veces demasiado bien. Entonces le pusimos medias encima. También teniendo como 9 años, después de lo de la ducha, estaba usando el masajeador sobre mis piernas porque se sentía bien, lo pasé por mi vulva y descubrí que también se sentía bien, entonces usaba eso. Le conté a mi hermana mayor (4 años mayor) sobre el masajeador, ella lo usó una vez y esa fue la primera y última vez que hice algo sexual con mi hermana. Le conté solamente porque ella me había contado que había encontrado un libro encima de las cosas de mis padres. Era un libro "sucio", recuerdo que lo sacaba furtivamente de su armario y lo leía. También recuerdo cuando mi prima Andrea (que era niñera), no puedo recordar cómo pasó o cómo logró que lo hiciera. Sólo recuerdo que estábamos muy cerca y me gustaba que ella frotara una copa plástica sobre mi vulva, se sentía bien. Recuerdo también que me arrodillé en el baño para recoger algo y mi tobillo tocó mi vulva y se sintió muy bien. Después una vez me mudé, tenía 11 o 12 años y sólo me figuré lo que me había pasado siendo más chica y que fue sexo y debido a mi religión, yo soy católica, comencé a sentirme mal y sucia. Sin embargo todavía anhelaba sexo. Como mamá nos había comprado a mi hermana y a mí uno de esas hebillas que vibraban entonces lo ponía sobre mi vulva, se sentía muy bien. Después no me masturbé durante un largo año, porque pensaba que estaba mal. Hasta que tuve como 13 o 14, comencé usando todo lo que podía, juntaba y montaba almohadas, las apretaba entre mis piernas y las montaba. Después usé una vieja copa. Después comencé a usar mis manos y cogía mi muñeca lo cual a veces todavía hago y la presionaba entre mis piernas, las apretaba y montaba, me movía arriba y abajo,  se siente tan bien y te corres tan rápido. No descubrí mi clítoris hasta los 16, mi actual edad, en septiembre mi amigo de correo desde los 14, finalmente me convenció para que probara sexo por teléfono con él y me pidió que me frotara el clítoris, yo ni siquiera sabía lo que era eso ni remotamente, entonces estaba confundida y lo fingí. Luego fui a Internet y busqué "clítoris", vi una foto de mí, fui al baño, me miré en el espejo y me encontré mi clítoris. La siguiente vez que tuvimos sexo por teléfono, cuando me froté el clítoris, Oh Dios Mío, se siente tan bien, tengo un poco de envidia de no haberlo descubierto antes. Tengo sólo un problema cuando me masturbo, siento que me viene un gemido y tengo que detenerme porque vivo en un departamento... y pienso que voy a gemir demasiado fuerte, entonces realmente nunca tuve un orgasmo con todo, puedo llegar hasta ahí pero tengo temor de gritar demasiado fuerte. Ya he probado almohadas para cubrir mi boca pero pienso que todavía es muy fuerte y me detengo. Me encantaría si alguien pudiera darme consejos sobre cómo amortiguar el sonido.

PD: Ya no me siento más sucia ni mal por aquello que me pasó siendo niña o sobre el auto-placer ni por mi religión, ni siquiera estoy segura de si va en contra de ella, tampoco lo pienso. Pienso que la masturbación es algo completamente natural y normal. Ahora froto mucho mi clítoris porque se siente muy bien, hasta mi dedo índice parece que ha estado demasiado tiempo en agua, LOL. Amo frotarme el clítoris, lo mejor pero más triste es que tengo una ducha de cabezal desmontable pero su presión es débil, entonces eso no me ayuda. Quiero tener un orgasmo con todo pero no sé cómo silenciar mis gemidos. ¿Algún consejo?

Anónima

Hola, soy Alecia.

Esta es una estupenda forma de masturbarse.

Tenía más o menos 15 años y tenía muchas tareas que hacer. A la noche bajé del dormitorio y mis padres decidieron irse. Yo estaba sola en mi casa y sabía que durante un algún tiempo, entonces pensé en hacer muchas cosas. Estaba fantaseando con el pene grande y duro de mi novio, apretando mi clítoris mientras nos abrazábamos ese día más temprano, sentí que mi vulva comenzaba a hormiguear. Me mojé enseguida y pronto estaba deslizando mi mano debajo de mi calzón. Comencé a masturbarme usualmente con mis dedos abriendo los labios de mi vagina y penetrando mi rosado clítoris en diferentes niveles. Al tener un rápido orgasmo todavía estaba caliente. Entonces decidí probar algo nuevo. Me saqué los pantalones y los calzones y abrí las piernas tanto como pude sobre el mullido sofá. Por un momento tomé mi vulva entera, abriéndola con mis manos, pero no penetrando el hinchado clítoris. Tomé un almohadón y con los pomponcitos de los costados, comencé a pasarlos en círculos directamente sobre mi clítoris. Al principio estaba bien entonces decidí apretar mucho y rápido. Comencé haciendo esto y a experimentar con sonidos. Estaba respirando agitada y jadeando. Saltaba hacia arriba y hacia abajo sobre el sofá mientras mis tiernas tetas también saltaban. Ese fue mi mejor orgasmo como adolescente. Cuando exploté se expuso mi clítoris rosado.

Anónima

Así es como me masturbo, usualmente me desnudo, pongo un film porno, sólo de lesbianas, me apoyo sobre dos o tres almohadas y las monto hasta que acabo. Esto siempre funcionó para mí, viendo como si un hombre no hubiera trabajado [sobre mí] y una mujer todavía no lo intentara.

Anónima

Oh mi dios. Me gustaría sentir que estoy sola en la 'cosa del agua.' Leí los relatos de algunas sobre el agua de la ducha golpeando sus clítoris y encendiéndolas. Una vez, cuando tenía más o menos 12 años, yo estaba jugando con una taza mientras estaba en la tina. Sin saber lo que estaba haciendo, llené la taza y la vertí sobre mi clítoris. Se sintió bien, pero sólo lo hice sólo una vez porque por alguna razón pensaba que estaba siendo sucia. Ahora que tengo 15 años, tengo una rutina diaria. Si no me estoy masturbando desnuda en mi cama, lo hago usualmente en la tina. Lo que hago es poner agua en la tina y acostarme de espaldas con mis pies en la pared, de manera que el agua puede golpear mi clítoris (el culo está encima del drenaje.) Usualmente, pongo mi dedo gordo del pie en el pico del agua y eso causa mucha presión. Si quiero, puedo llegar al orgasmo rápidamente, pero usualmente, quiero fastidiarme. De ambas maneras tengo, o bien un poquito de agua saliendo del pico, o con el dedo gordo del pie haciendo presión mucha agua y puedo [acabar y] relajarme. Me encanta cuando me lavo el cabello, entonces puedo acostarme y tocarme el cuerpo. (Usualmente tengo que sostenerme con los codos para no mojarme el pelo.) Pero hey, todas prueben esto. En la casa nadie sabe lo que estoy haciendo. Solamente digo que el agua está fría o que ya me estaré bañando cuando la tina todavía se está llenando. Bueno, pienso que iré a hacer esto ahora... ¡nadie está en casa! :-D

PD: ¡nimo a ustedes señoras con Jacuzzi!!

Rose

Me masturbo desde los nueve años. Puedo recordar ese día perfectamente. Había estado jugando con mis muñecas Barbie y decidí sacarles la ropa. Era interesante así que fui a mi dormitorio, me saqué la ropa y comencé a explorar. Ahora usualmente me masturbo algunas pocas veces por semana, asegurándome de trabar mi puerta (es mucho mejor cuando no hay nadie en casa y me puedo desnudar sin intrusiones, porque la puerta no tiene llave, se puede abrir desde afuera con un clip para papeles). Visito websites con relatos de experiencias eróticas y tengo fantasías con mujeres usualmente lamiéndome y tocándome. A veces también voy a sitios más gráficos. Lo único que he usado mientras lo hago son mis dedos y el mango de un cepillo. Solía masturbarme en la silla de mi computadora o a veces parada en la ducha, o acostada en mi cama, pero ahora encuentro que es mucho más sensacional acostada en mi cama - sobre mi vientre. Es muy placentero e incluso después de mi orgasmo todavía tiemblo, y me siento mareada cuando me levanto. Usualmente no me desvisto por temor de hacer una chanchada. Me puede quedar mojada cualquier parte del cuerpo. Amo el website y me encanta leer sobre estas experiencias sexuales y a veces las pruebo. Sigan con este trabajo estupendo (Estoy tratando de ser breve porque ahora mismo me estoy sintiendo muy caliente ;-D )

~Rose

Liz

Hola. Mi nombre es Liz. Me masturbo usando muchos métodos diferentes pero el que es mi favorito y más satisfactorio fue una vez que estaba de vacaciones. Estaba en una piscina, era de noche y sabía que la piscina estaba por cerrar (el guardia de seguridad podía aparecer en cualquier momento) y se podían ver muchos apartamentos desde la piscina. Me había retirado la malla hacia un costado hacia mi clítoris y me había reclinado contra el chorro que salía de la piscina. El agua estaba pulsando sobre mi clítoris tan fuerte que difícilmente podía aguantar pero no quería que nadie supiera lo que estaba haciendo. Uno o dos minutos más tarde comencé a acabar tan fuerte que no pude aguantarlo, me apoyé y comencé a gemir tan bajo como pude. Había alguna gente mirándome en la piscina desde su apartamento; creo que también se calentaron porque estaban sentadas en el porche mirando hacia la piscina - ¿quizá también se estarían masturbando? También, otra vez de vacaciones en la playa yo estaba sentada en la galería del hotel con una manta sobre mi bata y me calenté por los sonidos del mar y comencé a masturbarme con mis dedos frotando mi clítoris al ritmo del océano. Miré y había tres hombres mirándome, aparté la manta y comencé a acabar tan fuertemente que no pude resistirlo otra vez y ahora no gemí suavemente - era la puesta del sol, entonces pudieron ver todo. En estos momentos, de sólo pensarlo mi clítoris late.

Liz

Nadou

El orgasmo comenzó cuando yo era pre-escolar. Este terrible alivio lo sentía cuando tenía que orinar y solía usar mis puños para que no saliera la orina ¡mientras esperaba a algún pariente para ir al baño! Contoneaba mi cintura con los puños debajo de mi entrepierna, dominaba el momento "tengo que hacer" con un oportuno rubor de estremecimiento desde la cabeza hasta los pies, o de los pies hasta la cabeza. No tuve idea de lo que era un orgasmo hasta que fui suficientemente grande como para ver una descripción del término en un libro grandote de mamá sobre salud femenina. Me senté pensando, "Yo me muevo, esa soy yo", y aquí, hay mujeres que mueren por experimentar esto, sólo una vez, y yo lo hago unas tres veces por semana, sin mucho esfuerzo. Como adulta todavía no me puedo correr en otra posición más que sobre mi cintura. Si no es con los puños es con el borde de una almohada, un peldaño, la cama. Con hombres tengo mini-orgasmos, pero nada como lo que puedo hacer por mi cuenta. Por sobre todo, estoy satisfecha con mi técnica. Fue terrible leer sobre otras que comparten mi técnica. Puede no ser tan imaginativo como mi hombre quiere (que imagine su pene haciéndolo para acabar), pero funciona seguro. ¡Al diablo con él!

Anónima

Descubrí por error hace pocas semanas, cuando estaba acostada en mi cama haciendo círculos en mi clítoris erecto como hago todas las noches, y como más temprano había bebido algunas cervezas, ¡súbitamente tuve que orinar! Corrí al baño y pensé... ¿por qué debo detenerme de darme placer si estaba taaan cerca de un maravilloso orgasmo? ,,,, y como me estaba tocando con los dedos y dándole golpecitos al clítoris... comencé a orinar y  ooooooooooooooooooo... la presión de mis dedos junto con el pis ¡me dio el más intenso orgasmo continuo que jamás había conocido!!! Ahora cada vez que tengo que orinar me lleva un poco más de tiempo pero  MMMMMMMMMMMM pruébenlo chicas. ¡Es Fabuloso!!

Anónima

Amo jugar conmigo, usualmente es el mejor sexo que puedo tener. Mi fantasía más grande es la de ir al ginecólogo y decirle que quiero ayuda... para aprender cómo acabar mejor.

Me abro en la cama y aplico bulbitos de succión en mis pezones, lo que los hace crecer desde diminutos rosados de niña hasta hinchados y duros, cónicos y erguidos que son súper sensibles. Mientras se me hinchan los pezones, me imagino al doctor abriendo los labios de mi vulva, que se lubrican solos a un ritmo que jamás había advertido antes. Él me dice que tengo un clítoris muy diminuto, como mis pezones de niña. El doctor desliza sus dedos adentro y afuera, primero uno, luego dos, luego tres, y cuatro... me siento muy caliente, y me pregunta eso... comienza a apretar contra mi punto-G con sus dedos encendidos, me retuerzo contra la cama. La succión sobre mis pezones termina, que ahora están enormes, tocando el techo. Aprieto sobre mis pezones gigantescos mientras imagino la enfermera tirando de ellos, con fuerza, inexorablemente. Mi vulva comienza a chorrear líquido, le cuento al doctor que siempre he querido aprender a lanzar chorros mientras acabo. (todavía estoy trabajando sobre esto...)

Tengo la fantasía que el buen doctor aplica un bulbo de succión a mi clítoris, que está resbaladizo. Él bombea rítmicamente el bulbo, haciéndome gemir de placer. Mientras él bombea mi clítoris yo deslizo un vibrador de punto-G en el agujero de mi vulva y lo zambullo adentro y afuera, concentrándome sobre la cresta rizada que marca mi punto-G. Retiro el bulbo de mi clítoris después de alrededor de quince minutos de succión firme y repetitiva. Miro mi clítoris gordo en el espejo mientras froto la punta del vibrador sobre aquél. Ahora está más grande que lo que nunca antes ha estado. Entonces el bulbo se desliza dentro de mi vulva, para aplicarse sobre mi punto-G, que crece todavía más al crearle presión.

Continúo frotándome el clítoris ligeramente con el vibrador, imaginando que es el doctor aplicándolo y fastidiándome, sacándolo cuando retuerzo el culo en el colchón. Alivio la presión sobre mi punto-G y vuelvo a aplicar el bulbo sobre mi clítoris... que ahora está muy blando, grito al chupar ese bultito duro encapuchado en el vacío que crea el bulbo.

Imagino que la enfermera comienza a jugar ligeramente con mi punto-G mientras yo me toco suavemente con el vibrador la apertura de mi vagina, ignorando los labios y concentrándome en el punto-G.

Me dejo aplicado el bulbo en el clítoris a la par que exploto en un orgasmo múltiple, la sangre se precipita en mi hinchado clítoris, estoy tan sensible, acabo y acabo sobre mi mano, cuando saco el bulbo mi clítoris está GIGANTESCO, palpitando, puedo continuar el placer apretando juntas mis piernas y explotando en orgasmos una y otra vez.

Me llevó un rato imaginarlo, creo que me lo voy a hacer ahora mismo.

Anónima

Hola, soy una chica de 23 años y me masturbo desde aproximadamente los 10. Solía sentarme en el borde de mi cama y apretaba hacia abajo y fuerte hasta acabar... o montaba el apoyabrazos de nuestra silla. Para la actividad en la silla, mi amiga normalmente lo hacía conmigo y montábamos uno cada una. Solía calentarme mucho verla sacarse el calzón y entonces montando el brazo de la silla cuando nadie la veía. Y entonces ella acababa muy fuertemente y tenía un gran espasmo. Yo nunca podía acabar así porque estaba muy nerviosa.

Después más tarde descubrí que podía usar una almohada entre mis piernas. Esta todavía es mi técnica favorita. Puedo acabar como en 10 segundos, se siente muy bien. Me gusta también poner una mano entre mis piernas cuando estoy muy mojada y entonces sólo deslizarla en mi vulva arriba y abajo. Usualmente cuando voy a masturbarme, comienzo leyendo una novela sexy o mirando porno.

 


Inicio