Eyaculación Femenina


Eyaculación Femenina
Del libro A New View of a Woman's Body
Copyright ©1981, The Federation of Feminist Women's Health Centers
Ilustrado por: Suzann Gage, L Ac, RNC, NP

Fluidos Corporales Femeninos

Antes de discutir la eyaculación femenina comentaré algo sobre los fluidos corporales femeninos en general. Nuestra sociedad, así como muchas otras, ve a todas las formas de líquido que produzca el cuerpo de la mujer con gran desdén. A las mujeres no se les permite llevar a cabo la mayoría de las funciones corporales normales; no es visto como femenino. Los fluidos corporales femeninos son vistos incluso dañinos por muchos; hay sociedades en las que se piensa que las mujeres durante la menstruación arruinan los cultivos y hacen morir el ganado. Esto crea una barrera significativa para su placer sexual.

Se espera que las mujeres mantengan una apariencia seca y perfecta, independientemente de sus actividades físicas. Las madres decían a sus hijas que no era atinado involucrarse en deportes porque los muchachos podrían verlas sudando y desarregladas y esto era visto como poco atractivo. Aún hoy, los anuncios de desodorantes y antitranspirantes persiguen la idea de "no dejar que te vean sudar." Se les dice a las mujeres que necesitan desodorantes especialmente fuertes, hechos sólo para ellas. Los avisos de tampones y toallas íntimas enfatizan la capacidad de sus productos para "ocultar" la menstruación de la vista de los demás más que su tarea original que es la de absorber el menstruo. La mayoría de las mujeres preferirían que les arrancaran sus uñas una a una a ser vistas teniendo un "accidente", esto es, menstruando en público. Hay chicas y mujeres que aprenden a disgustarse con la idea de orinar en un baño público, aguantando su orina todo el día hasta que llegan a su casa. ¿Quizá tengan temor de ser vistas menos puras?

Los hombres sudorosos son vistos como sexuales, viriles. Su masculinidad se mide por su capacidad de producir grandes cantidades de semen. Escriben su nombre en la nieve utilizando su orina y miran quién puede eyacular más lejos. Que el hombre ensucie todo con su eyaculación es visto como inevitable, normal, y nunca se cuestiona. Incluso se idolatra en películas para adultos. Los hombres pueden eyacular en la cara, en la boca, encima y adentro del cuerpo de su pareja, y esto es visto como normal. Si la mujer lleva sus fluidos corporales sobre su pareja, ella ha hecho una chanchada. Una interesante doble pauta. Si el hombre puede cubrir a su pareja con sus fluidos corporales, la mujer debe poder hacer lo mismo.

La sexualidad femenina se estropea por estas leyes no escritas. Es difícil relajarse y disfrutar del sexo si usted está preocupada por sudar mucho o por producir demasiada lubricación vaginal. Se ha sabido que las mujeres que producen grandes cantidades de lubricación vaginal, sudor, y que eyaculan evitan el sexo más que exponer a su pareja o a ellas mismas a estos fluidos. Como las mujeres no poseen control sobre la liberación de estos fluidos durante las actividades sexuales, algunas directamente evitan el sexo en vez de arriesgarse a ser vistas como menos femeninas por su pareja. Aunque el deseo de la mujer por el sexo pueda aumentar durante su período menstrual ella puede no tener relaciones durante este tiempo porque teme hacer una chanchada y está indeseable. Las normas sociales referidas a los fluidos corporales de la mujer pueden limitar significativamente la sexualidad y el placer femeninos.

Antes de que una mujer pueda aprender a eyacular, a disfrutar de eyacular, o a disfrutar del sexo en general, debe aceptar como normales sus fluidos corporales. No debe cuestionar la naturaleza o cantidad de su humedad, sea ésta sudor, lubricación vaginal, menstruación, eyaculación u orina. Estos fluidos son una parte normal y natural de las vidas de las mujeres. No hay nada que sea inherentemente malo en ellos. Una mujer no podrá permitirse eyacular y experimentar orgasmos que potencialmente hagan añicos la tierra si ella no puede dejarse ir cuando surge la presión o las ganas de eyacular. Señoras, dense permiso para gozar y disfrutar del sexo.

Como resultado de los tabúes respecto a los fluidos corporales femeninos, la motivación principal detrás de los estudios sobre la eyaculación femenina parece ser la de determinar si el fluido expelido es orina o no. Si una mujer eyacula un líquido que no es orina, como un hombre, eso es normal y ella no puede remediarlo; ella es normal. Si es orina, ella tiene un problema médico; ella no es normal. Los autores que escriben sobre el punto-G se esfuerzan en persuadir a sus lectores que la eyaculación femenina no es orina. ¿Por qué le dan tanta importancia a la naturaleza exacta de este fluido lanzado de los cuerpos de las mujeres? ¿Importa realmente si es orina o eyaculación? Si una mujer se excita de disparar orina en el momento del orgasmo, ¿diremos que tiene un problema? ¿Le quitaremos este placer? Si una mujer lanza orina en el momento del orgasmo, dejémosla; si eyacula descontroladamente, que sea así. No está en nosotros juzgar el placer sexual de la mujer.

La Próstata Femenina

Durante el desarrollo embriológico inicial, el patrón básico es femenino, es decir, todos somos mujeres. Esto cambia cuando el embrión masculino empieza a producir sus propias hormonas, alrededor de la octava semana de gestación. Sólo entonces el desarrollo físico de los cuerpos masculino y femenino diverge, aunque menos de lo que muchos presumen.

Es necesario que el embrión femenino inicialmente tenga estructuras que puedan diferenciarse ya sea en los órganos sexuales y reproductivos “masculinos” y “femeninos”. Esto significa que el tejido (seno urogenital) a partir del cual se desarrolla la glándula prostática masculina, debe estar presente también en la mujer. Esto da como resultado que la mujer posea también una glándula prostática.

3D Illustration of Female Prostate
3D Illustration of Female Prostate
La imagen de arriba es un acercamiento de las glándulas individuales que forman la próstata femenina. La uretra, próstata femenina y vagina son actualmente parte de una estructura sólida, como se muestra en la imagen de abajo, que permite ver más claramente la localización de la próstata femenina dentro del cuerpo.

La primer persona que sabemos describió a la “próstata femenina” en la literatura médica Occidental fue Reinier de Graaf (1641-1673) en el año 1672. El la describió como una colección de glándulas funcionales y ductos rodeando a la uretra femenina. El mencionó que dichas glándulas producían un jugo “pituito-seroso”; significando esto que producen un moco espeso que es de color amarillo pálido o transparente. Mencionó que la función de este fluido era hacer a la mujer más libidinosa y lubricar sus partes sexuales en una forma agradable durante el coito”.

A pesar de su observación, la Medicina Moderna Occidental no aceptó totalmente el concepto de una “próstata femenina” hasta el año de 2001, cuando el Comité Federativo Internacional para la Terminología Anatómica acordó usar este término en la siguiente edición del libro Terminología Histológica, el cuál fue ya publicado el pasado 18 de Octubre de 2008.

¿Por qué el conocimiento acerca de la próstata femenina estuvo perdido por 329 años? Antes del siglo XX, el término “próstata femenina” fue comúnmente utilizado en la literatura de investigación médica, pero durante el siglo XX fue usualmente descrita como vestigial, es decir, que no estaba totalmente desarrollada y no era funcional. Fue identificada como las glándulas parauretrales o glándulas de Skene. Mientras que se sabía que los componentes de la próstata femenina existían, ellos no fueron considerados como estructuras de interés o importancia; con unas pocas excepciones. Desde que la medicina moderna no “ve” a la próstata femenina desempeñando un rol activo y necesario en la reproducción, no fue esencial entender su función.

Se cree que la próstata femenina no es afectada frecuentemente por enfermedades y esto probablemente contribuyó a la falta de interés en los consultorios médicos y en los hospitales. Cuando la próstata femenina se volvió un asunto de interés médico fue cuando aumentó su tamaño o causó molestias al orinar o durante el acto sexual, y fue diagnosticado como divertículo uretral femenino o prostatitis. Me pregunto ¿cuántas infecciones del tracto urinario han sido incorrectamente diagnosticadas y tratadas como tal?

La próstata masculina es un órgano distinto que rodea a la uretra, mientras que la próstata femenina se ubica dentro de la pared, a lo largo de toda la longitud de la uretra femenina, como se indica en las ilustraciones mostradas arriba. Es parte de y está contenida dentro de la pared de la uretra, y la uretra está contenida dentro de la pared de la vagina. El tamaño promedio de la próstata femenina es de 3.3 cm de longitud, 1.9 cm de ancho, y 1 cm de altura, y pesa alrededor de 5.2 gr. Esto significa que es un órgano relativamente pequeño, del tamaño del pulgar de una mujer. A pesar de su tamaño más pequeño, “posee todos los componentes estructurales de la próstata masculina”.

La imagen de abajo demuestra como la uretra femenina y la vagina están contenidas dentro de una estructura común, como se indica por el contorno circular que las rodea. Las ilustraciones anatómicas usualmente nos han hecho creer que son dos órganos distintos y separados, lo cual no es cierto. Ellas son dibujadas de esta forma para facilitar la claridad visual, pero esto puede ser engañoso. Esta imagen nos ayuda a entender porqué la próstata femenina es estimulada cuando la pared vaginal es estimulada, y porqué algunas mujeres son susceptibles a adquirir infecciones del tracto urinario después del coito vaginal. También demuestra cómo la vagina es un espacio potencial en lugar de ser considerada como una cavidad abierta dentro del cuerpo.

Illustration
Click on Image to See it Full Size
Tomada de: La próstata femenina: historia, morfología
funcional e implicaciones sexológicas. De: Zaviacic et al.2000

La próstata femenina tiene diferentes formas y tamaños, pero la mayoría de las mujeres tiene una próstata que está ubicada cerca del orificio uretral externo, como se muestra en la Figura 1. Al tener esta forma y ubicación puede ocasionar que la parte superior de la vagina proyecte hacia el interior del canal vaginal y que el meato uretral proyecte hacia el interior del vestíbulo. Cuando esto ocurre, Usted no puede ser capaz de ver las glándulas prostáticas, pero si puede ver sus efectos sobre los tejidos vecinos. En algunas mujeres estas proyecciones son bastante notorias, y aumentan durante la excitación sexual.

La FAPE se ha encontrado sobre las zonas de las prendas íntimas que han estado en contacto con la vulva, indicando que la próstata femenina está siempre produciendo fluido prostático, y esta producción precede al inicio de la pubertad. En este punto, nosotros simplemente necesitamos reconocer la existencia de este órgano y de que juega un rol en el funcionamiento normal del cuerpo femenino, y de que no es ficción o producto de la imaginación de alguien.

Illustration
Click on Image to See it Full Size
Tomado del libro Los secretos de Eva, por Josephine Lowndes Sevely. 1987.

Es un fluido que es expulsado del cuerpo a través de la uretra durante las actividades sexuales. Cuando es liberado en pequeñas cantidades puede ser en forma de un fluido mucoso, teniendo una coloración clara, lechosa o amarillenta. Conforme aumenta el volumen del fluido expulsado, se convierte en un líquido claro como el agua. En pequeñas cantidades puede tener un aroma distinto que es almizcleño o acre; pero cuando el fluido aumenta en volumen y se hace claro, no posee un aroma detectable. El fluido contiene APE y FAPE, los cuales son producidos en la próstata femenina. Otros de los componentes encontrados en él, como son la Urea y Creatinina, también se encuentran en la orina, pero en concentraciones mucho menores de las que se encuentran en la orina común. Cuando los fluidos prostáticos femeninos son encontrados en la orina, lo están en concentraciones mucho menores que las presentes en el eyaculado femenino. El fluido liberado durante la eyaculación y la micción no es el mismo, aunque pueden compartir algunas de las mismas sustancias. Conforme el volumen y apariencia del eyaculado femenino cambia, es probable que su composición cambie también.

Las mujeres que expulsan fluido durante el orgasmo reportan que el color, olor, consistencia, y aún el sabor, varía de un evento al siguiente. (Es seguro para una persona probar su propio eyaculado, y para las parejas que intercambian fluidos corporales, pero no para las parejas que necesitan practicar el sexo seguro). Algunas han encontrado que su ciclo menstrual influye sobre el tipo de fluido expulsado, y reportan que a veces es claro y sin olor, y otras veces es espeso y de olor acre. Otras reportan que a veces parece y huele como la orina, lo cual Yo he encontrado ser cierto sólo cuando una mujer se esfuerza demasiado en eyacular. Es seguro decir que el eyaculado de la mayoría de las mujeres variará con el tiempo y durante un solo episodio sexual.

La siguiente tabla compara los contenidos del eyaculado masculino y femenino, y el eyaculado femenino y la orina. El eyaculado femenino y la orina contienen las mismas sustancias encontradas en el eyaculado masculino. Estas sustancias comunes, el Antígeno Prostático Específico, la Fosfatasa Acida Prostática y la Fosfatasa Acida Prostática Específica, se encuentran en una concentración mayor en el eyaculado que en la orina. Esto demuestra que el eyaculado femenino y la orina no son lo mismo. La próstata femenina contribuye más al eyaculado que lo que contribuye a la orina. Lo que no sabemos con seguridad en este punto es si la glándula prostática femenina contribuye exclusivamente a los contenidos del eyaculado, y hay mucho debate con respecto a este tema.

 
Mujer #1 Eyaculado femenino
Woman #2: Mujer #2: Eyaculado Femenino
Eyaculado Masculino
Mujer # 1 Orina
Urine
Mujer # 2 Orina
Urine
Antígeno Prostático Específico (PSA) (ng/mL)
213.49
105.00
110–2,211
0.80
0.16
Fosfatasa Acida Prostática(FAP) (U/L)
329
42
<1
Fosfatasa Acida Prostática Específica (PSAP) (U/L)
271
860.0
37
178
Glucosa (mg/dL)
127
100
0.4–29.5
30
31
Creatinina mg/dL)
33.0
30.0
178.0
225.0
Nitrógeno Ureico
1,474
363
Potasio (mMol/L)
8.6
5.0–24.8
37.3
31
Sodio (mMol/L)
46
23.6–51.2
203
129
Cloro (mMol/L)
37
43
148
144
— = Parámetros no disponibles.

Tabla tomada de: Wimpissinger, Florian; Stifter, Karl; Grin, Wolfgang & Stackl, and Walter.
The Female Prostate Revisited: Perineal Ultrasound and Biochemical Studies of
Female Ejaculate. Journal of Sexual Medicine ,4 (5), 1388-1393.2007.

¿Eyaculan todas las mujeres?

Dado que todas las mujeres tienen una glándula prostática, ellas probablemente producen eyaculado, aun si no se dan cuenta de ello. El fluido puede escurrir y mezclarse sin ser notado, con otros fluidos corporales en lugar de ser un chorro de líquido distintivo durante la actividad sexual. La próstata probablemente contribuye regularmente a la humedad presente en la vulva, como se indica por la presencia de la FAP sobre la ropa íntima femenina. En ausencia de o en conjunción con la excitación sexual, la próstata puede derramar su contenido, ocasionando que el líquido escurra a través de la uretra. La liberación de fluido pudiera ser causada por la acumulación de sangre en los tejidos circundantes y la presión ejercida sobre la pared vaginal durante la excitación sexual y la estimulación interna. El fluido en la próstata sería probablemente liberado o expulsado durante el orgasmo cuando se contraen los músculos pélvicos. Mientras que el volumen de eyaculado liberado puede variar de mujer a mujer, está presente probablemente en todas las mujeres, y ellas no tienen control voluntario sobre su liberación

¿De dónde proviene el Eyaculado?

Muy poca investigación médica ha revelado la fuente o fuentes del eyaculado femenino. La investigación que ha sido completada a menudo proporciona resultados contradictorios. Algunos investigadores concluyen que es solamente fluido de la próstata femenina, mientras que otros dicen que es principalmente líquido proveniente de la vejiga urinaria, con pequeñas cantidades de fluido prostático. Mi creencia es que en algunos casos todo el fluido emitido a través de la uretra proviene de la próstata femenina, en otros casos es solamente a partir de la vejiga, y en otros es una mezcla de fluido de la próstata femenina y la vejiga urinaria. Nosotros simplemente no sabemos dónde se origina el fluido en cada caso.

¿Cómo puede Usted decir si una mujer está liberando fluido a partir de su vejiga o de la próstata? Esta es una pregunta que no puede ser contestada fuera de un Laboratorio Médico. No hay forma exacta de determinar si una mujer está voluntaria o involuntariamente liberando líquido a partir de su vejiga o eyaculando fluido prostático. Estos fluidos salen todos a través de la uretra, así que la fuente visible es la misma para todos. No estoy enterado de ninguna prueba de color, sabor o aroma que pueda ser aplicada al líquido expulsado y que distinga exactamente a uno del otro. No nos queda otra opción que verlos como indistinguibles.

En su libro La Verdad del Clítoris, Rebecca Chalker afirma que una simple prueba del olfato le dirá a Usted si se trata de Orina o del Eyaculado. Si el fluido tiene un aroma acre es orina. Esto pudiera ser verdad pero, ¿realmente importa esto? Mi preocupación es que si una mujer o su pareja deciden que ella está liberando líquido a partir de su vejiga, entonces ellos pudieran ver esto como no deseable y/o inapropiado. Mi posición es que, no importa qué tipo de fluido sea expulsado, si contribuye a proporcionar placer a la mujer, con eso es más que suficiente. Está bien ser curioso acerca de estos fluidos, lo cual es natural, pero lo que sí es inapropiado es juzgarlos. Si las eyaculaciones son vistas como naturales y placenteras, y si la mujer se siente bien con su cuerpo como con todos los fluidos que de ella salen, puede experimentar las eyaculaciones más positivamente que una mujer que considere a estas expulsiones como “sucias”, “inmorales”, o como un mal funcionamiento de la vejiga urinaria. Esta forma de interpretar la eyaculación femenina puede crear una inhibición psicológica que bloquearía el placer y este tipo particular de orgasmo eyaculatorio.

Si Usted lee la información presentada en el Sitio Web del Dr. Gary Schubach (www.drgspot.net), él afirma que su investigación ha demostrado que la mayoría de fluido expulsado se origina en la vejiga, pero el fluido expulsado no es orina “normal”. En su investigación, la vejiga de las mujeres fue vaciada antes del orgasmo usando un catéter. Durante el orgasmo, un catéter estaba colocado y conectado a una bolsa recolectora. El análisis del fluido expulsado durante el orgasmo es la base de su afirmación. Sin embargo, hay una falla en esta metodología, el esfínter de la vejiga está normalmente cerrado. Si no lo estuviera, el líquido de la vejiga simplemente fluiría y no habría eyaculación de fluido. ¿Cuál es el significado de crear un pasaje artificial y recolectar el fluido expulsado a partir de la vejiga durante las contracciones de los músculos pélvicos? ¿Durante el orgasmo existe normalmente este pasaje aún en forma momentánea? Algunos reclaman, por otro lado, que el eyaculado penetra en la vejiga en lugar de salir de ella. Esto es ilógico, ya que el eyaculado tendría que entrar a la vejiga a través del esfínter vesical, y al hacerlo éste tendría que estar abierto, lo que ocasionaría la salida de la orina. Aún si el fluido es colectado en la vejiga durante la excitación sexual, ¿sería normalmente expulsado durante el orgasmo? ¿Son todas las mujeres iguales o existen “variaciones normales”?. La investigación del Dr. Schubach es importante pero proporciona solamente una parte del panorama.

Las siguientes series de imágenes muestran cuánto la vejiga (el área blanca brillante ubicada en la parte inferior derecha) puede incrementar su tamaño durante la excitación sexual en una mujer. ¿Proporciona esto evidencia que indica el origen del eyaculado femenino en algunas circunstancias? .Yo sé a partir de la experiencia personal que cuando mis riñones producen volúmenes aumentados de fluido, éste es claro y sin olor cuando es liberado por la vejiga. ¿Resulta la excitación sexual en algunas mujeres en una producción aumentada de orina? .Estas imágenes fueron tomadas durante una investigación sobre el uso de las Imágenes de Resonancia Magnética para observar la excitación sexual femenina y no tenían la intención de proporcionar evidencia sobre los orígenes del eyaculado femenino.

MRI Images
Imagen de Resonancia Magnética de los genitales masculinos y femeninos durante el coito y la
excitación sexual femenina. Por: Willibrord, Weijma, Schultz, Pek van Andel, Ida Sabelis,
Eduard Mooyaart. BMJ volume 319 18-25 December 1999. www.bmj.com

¿Cuanto líquido es liberado?

Se ha reportado que la cantidad de fluido liberado durante la eyaculación varía desde unas gotas hasta casi dos tazas, o 15 onzas (444 ml). Dos tazas es mucho líquido, pero ¿puede ser realmente tanto? .El tamaño promedio de la próstata femenina es de 3.3 x 1.9 x 1 cm. Un contenedor elíptico de este tamaño cuando se llena con agua contendría unos 5 ml, o una cucharada. Un contenedor cilíndrico de 1.9 cm contendría unos 9.4 ml. Si la próstata puede contener menos de 11.8 ml, ¿de dónde proceden los otros 430 ml? .Un estudio encontró que la próstata producía de 30 a 50 ml (entre 6 y 10 cucharadas) en 30 a 50 segundos. Está bien, pero 50 ml está aún muy lejos de los 444 ml. Algunos creen que la próstata femenina se hincha durante la excitación sexual, lo cual le permitiría contener un volumen mayor de fluido. La próstata necesitaría incrementar su tamaño por lo menos 9 veces si esto fuera verdad. Resulta interesante mencionar que la vejiga femenina puede contener alrededor de 470 ml de fluido, y este volumen es muy cercano a la cantidad máxima de eyaculado reportado.

Tome en consideración que la próstata femenina continuará produciendo fluido en tanto una mujer esté sexualmente excitada, y como resultado una mujer produciría más de los 5 a 50 ml de eyaculado si ocurren múltiples expulsiones de fluido. Si la próstata femenina se llena y vacía a una velocidad rápida, eso explicaría los grandes volúmenes de fluido medidos por algunos investigadores. Significaría también que mientras más tiempo dure el orgasmo femenino más fluido se eyacularía, como es a menudo el caso. Si todo esto es cierto, es posible para una mujer eyacular una cantidad considerable de fluido sin que ese líquido provenga de la vejiga urinaria. Obviamente se necesita realizar más investigación para aclarar esto, quizás utilizando la Ultrasonografía Transvaginal para observar a la próstata durante la excitación sexual y el orgasmo.

¿Qué es y quién tiene un Punto G?

El Punto G y la próstata femenina NO SON necesariamente lo mismo, o están localizados donde mismo. ¡Y Usted pensó que todas sus preocupaciones terminarían una vez que hubiera localizado la glándula prostática! .Algunos dicen que el Punto G es un área de alta sensibilidad localizada dentro de la próstata femenina o que está localizada más hacia adentro, cerca de la vejiga. El problema con cualquier definición es que la sensibilidad del Punto G probablemente no es constante. Si una mujer no está sexualmente excitada, ella puede no detectar su Punto G. Si la misma mujer está muy excitada y su glándula prostática está llena de líquido prostático, ella puede entonces detectar su Punto G. Hay tal vez mujeres quienes desconocen la existencia del Punto G, aún cuando ellas eyaculan y experimentan orgasmos más intensos cuando su próstata es estimulada. Es por estas razones que es importante para el lector(a) no formarse una definición concreta de lo que es el Punto G. Cada mujer creará su propia definición, una válida sólo para ella.

La siguiente cuestión para el debate concierne a sí o no “todas” las mujeres tienen Punto G o Cresta G. Esta no es realmente una pregunta válida, ya que el Punto G indica la “sensibilidad” de un área específica de tejido. La “Cresta G” define la condición “hinchada” de la próstata femenina durante la excitación sexual. En la actualidad no hay una estructura anatómica claramente asociada con el “Punto G”. A esto se debe en parte que las personas tengan problemas para encontrarlo. Lo que Usted necesita buscar son la próstata femenina y la uretra. Todas las mujeres las tienen y es probable que todas produzcan por lo menos una pequeña cantidad de fluido prostático que fluye y se mezcla con los otros fluidos presentes en mayores cantidades.

Texture of G-Spot
Esta fotografía muestra la textura de la pared frontal de la vagina cuando la
próstata está llena de fluido. El área rodeada por el óvalo está normalmente dentro
de la vagina y no se ve a simple vista. Esta mujer está usando sus manos
y músculos pélvicos para hacer que esta área sea visible.

¿Cómo localizar la próstata femenina?

¿Cómo localiza uno la próstata femenina? .Bastante simple, Usted localiza la uretra; el meato u orificio uretral, que está localizado directamente por arriba de la abertura vaginal, abajo del clítoris. Usted puede verlo a simple vista, aunque puede ser difícil localizarlo en algunas mujeres. La uretra se extiende desde el meato uretral hacia el cuerpo, a lo largo de la pared superior de la vagina por unos 3.8 a 5 cm. Mientras Usted puede ver el orificio uretral, Usted no puede ver la glándula prostática femenina, aunque puede notarse un abultamiento por dentro del vestíbulo y/o la vagina. Usando un espéculo Usted debería ser capaz de ver la glándula prostática hinchada proyectándose hacia la vagina. El video Cómo Eyaculan las Mujeres y otros muestran esta proyección. Una vez que Usted ha localizado la uretra puede tener una base para buscar una posible área que es altamente sensible a la estimulación, el Punto G.

En su libro Eyaculación Femenina y el Punto G, Deborah Sundahl presenta información acerca de la anatomía y localización de la glándula prostática femenina, recopilada por Zaviacic y publicada en 1999. El encontró que el 70% de las mujeres tienen una próstata en forma de rampa, donde la parte más gruesa está localizada cerca de la abertura uretral, el 15% tiene una próstata en forma de rampa donde la parte más gruesa está localizada cerca de la vejiga, un 7% tiene una próstata que es más gruesa cerca de la mitad de la uretra, y un 8% tiene una “próstata rudimentaria” que tiene pocos ductos y glándulas. Esto significa que uno debe explorar la longitud total de la uretra, de 3.8 a 5 cm, a lo largo de la pared superior de la vagina, cuando intente localizar el Punto G. Esta investigación también indica que más del 9% de las mujeres tienen una bien definida glándula prostática, aún si ellas no pueden localizarla o no eyaculan.

La importancia de la estimulación del Clítoris

El clítoris probablemente tiene la llave de la eyaculación femenina para la mayoría de las mujeres. Si el clítoris no es estimulado es menos probable que una mujer llegue a estar altamente excitada. Si ella no lo está su próstata no se llenará con grandes cantidades de líquido. Si su próstata no está hinchada, ella no tendrá un Punto G. Si su clítoris no es estimulado es menos probable que ella experimente orgasmos y las contracciones rítmicas de los músculos pélvicos que expulsan y liberan el eyaculado. Así que antes de explorar el Punto G, Usted debe dominar previamente la estimulación del clítoris. Hay mujeres que son orgásmicas y eyaculan cuando su Punto G o vagina es estimulada, pero la mayoría necesitan estimulación directa del clítoris si ellas han de experimentar el orgasmo.

¿Con qué estimular a la próstata femenina?

Ahora que Usted conoce la localización de la próstata femenina deseará conocer cómo estimularla. Las herramientas más versátiles para usar son los dedos. Ellos son firmes pero flexibles, y tienen sensibilidad y proporcionan retroalimentación. En la autoexploración, los dedos tienen sus limitaciones, al no ser muy largos y que pueden cansarse relativamente rápido. Además, si una mano está estimulando su clítoris limita el acceso a su vagina con su otra mano. Así que, además de los dedos, los dildos y vibradores son usualmente requeridos para encontrar y estimular el Punto G. Nótese que se usó el plural “ dildos”, no el singular “dildo”, ya que hay la posibilidad de que pruebe varios dildos diferentes y encuentre el mejor para Usted.

Escogiendo un dildo

¿Cómo escoger un dildo para la estimulación del Punto G? .Por ensayo y error. Los dildos que tienen un buen porcentaje de éxito son aquellos que están curvados cerca de la punta, llamados estimuladores del Punto G, y los dildos con forma de pene. Muchas mujeres encuentran que los de plástico duro o cristal trabajan mejor. Otras encuentran que los dildos improvisados trabajan genial; objetos tales como pepinos, el mango de un cepillo, mangos de espejos, etc. Algunas prefieren un dildo delgado que ellas pueden dirigir hacia un área específica dentro de sus vaginas, y otras prefieren que sus vaginas sean llenadas y expandidas al máximo por un gran dildo. Si Usted va a comprar un dildo para usarlo en la estimulación del Punto G, trate con un par de dildos de estilos diferentes.

Orinar o no Orinar

Desde que el acto físico de la micción es similar a la eyaculación femenina, muchas mujeres han encontrado un placer erótico en orinar durante el coito, tanto a solas como con un compañero(a). Las mujeres que buscan aprender a eyacular pueden encontrarse a ellas mismas expulsando líquido a partir de su vejiga más que eyaculando líquido a partir de su próstata. Esto se debe a que, tanto la micción como la eyaculación requieren que una mujer sea capaz de perder el control y relajarse durante el orgasmo. Si Usted mantiene el esfínter de la vejiga cerrado y contrae sus músculos pélvicos, Usted no puede liberar líquido a partir de la vejiga o eyacular. Las mujeres que desean eyacular son advertidas de empujar hacia fuera cuando llega la urgencia para orinar o eyacular, estando cerca el orgasmo. Hacer esto le permite a su cuerpo eyacular, pero también le da permiso a su cuerpo de liberar fluido a partir de la vejiga. Usted no tiene control de lo que ocurre. Estará consciente sólo de las intensas sensaciones físicas que ocurren. Las sensaciones de orinar y eyacular pueden ser placenteras e indistinguibles. Por lo tanto, el aprender a liberar líquido a partir de su vejiga en el momento del orgasmo puede ayudar a una mujer a que eyacule.

Aprendiendo a liberar líquido a partir de la vejiga en el momento del orgasmo es probablemente más fácil cuando se está a solas que cuando el compañero(a) está presente. Usted probablemente encontrará que es más fácil relajarse, y no estará preocupada por la humedad resultante. Hacer esto en la tina del baño tiene algunas ventajas. Primero, Usted no tiene que preocuparse por la humedad, segundo, el remojarse en agua tibia le ayudará a relajarse, y tercero, limpiar es cosa fácil. Beba un par de vasos de agua un momento antes de iniciar; permita que su vejiga se llene. No necesita sentirse llena, pero tampoco es deseable que la vejiga esté vacía. Recuéstese en la tina de baño, o apóyese sobre varias toallas en su cama. Comience a masturbarse. Acaricie su clítoris. Introducir sus dedos o un dildo dentro de su vagina puede sentirse muy bien. No es necesario moverlos hacia atrás y hacia adelante dentro de la vagina, solamente proporcione una sensación de presión dentro de su vagina. Permita que la excitación sexual aumente lentamente. Practique la contracción y relajación de sus músculos pélvicos, comúnmente llamados ejercicios de Kegel.

Piense en el acto de orinar, de dejarse ir. Permita que su vejiga se llene, lo que ocasionará que Usted sienta deseos de orinar. Entre más cerca esté del orgasmo, mayor será la urgencia para vaciar su vejiga. Aguante el orgasmo hasta que sienta que no puede contener el líquido un segundo más. En el punto del orgasmo puje y relaje sus músculos pélvicos, y dele la bienvenida al líquido escapando de su vejiga. Mientras mayor sea la fuerza con se expulse el líquido, mayor será la sensación experimentada. Así que puje y trate de arrojar el líquido de su vejiga. Se requiere algo de práctica para ser capaz de “dejarse ir” espontáneamente, si tomamos en cuenta que Usted ha estado “condicionada” a mantener un estricto control sobre sus hábitos de micción. También puede ayudar si vocaliza cuando ocurre la liberación, ¡haga algún ruido! Intencionalmente grite, le ayudará con la expulsión. Grite… ¡SI!

Aprendiendo a Eyacular

Para eyacular sólo se requieren un par de cambios ligeros en la técnica. Vacíe su vejiga primero; Usted deseará “dejarse ir” sin una vejiga llena produciendo la presión o urgencia para orinar. Dicha urgencia aún se manifiesta, pero no es el resultado de una vejiga llena, y puede ocurrir sin que haya estimulación de su próstata o de la uretra. Esto probablemente requiera el uso de un dildo si Usted está sola. Conforme Usted da masaje a su clítoris, usando sus dedos o un dildo para estimular su uretra, dando masaje en la parte superior de la vagina; usando solamente una ligera presión al principio. Dé masaje a toda la uretra, desde su abertura vaginal hasta una distancia de unos 5 cm. Mantenga el masaje al clítoris. Trate con diferentes presiones. Masajear el meato uretral puede ser placentero. Estimular su uretra puede ocasionarle deseos de liberar líquido a partir de su vejiga, y esto es deseable. No luche contra la urgencia, vaya con el flujo, literalmente hablando. Relájese y respire profundamente. Si usted encuentra un punto que es altamente sensible, Usted deseará concentrarse solamente en el, pero puede encontrar que es demasiado sensible para estimularlo directamente. Si su Punto G es altamente sensible, Usted puede darse cuenta que solo es capaz de tolerar su estimulación cuando Usted está muy cerca del orgasmo. Siga dando masaje a su clítoris y uretra. Continúe hasta el punto del orgasmo. Un incremento lento en la excitación sexual puede ayudar a producir la máxima urgencia y un orgasmo más fuerte. Cuando el orgasmo ocurra relaje su vejiga y presione hacia afuera como si estuviera orinando.

Si Usted eyacula probablemente sentirá una nueva y fuerte sensación, si no, Usted de todos modos experimentará un fuerte orgasmo, así que no se ha perdido nada. Es posible que Usted no perciba ninguna humedad incrementada hasta después de que el orgasmo haya pasado. Ser capaz de eyacular requiere de práctica aún si Usted es capaz de expulsar líquido de su vejiga durante el orgasmo. No se sabe si todas las mujeres pueden eyacular, así que Usted tiene que experimentarlo para descubrirlo. En cualquier caso, debería ser una experiencia agradable.

Estimulación por un compañero(a)

El compañero(a) de una mujer puede provocarle un orgasmo que incluya eyaculación. Si una mujer ya sabe que es capaz de eyacular, ella debería informarle a su compañero(a). Deberían discutir con su compañero(a) la aumentada humedad que ocurre; por lo menos deben prepararlos para ello. En forma optimista, ellos verán su eyaculación como deseable y erótica. Si no lo ven así, el re-educarlos acerca de los fluidos femeninos y la eyaculación puede persuadirlos por lo menos a aceptar que la eyaculación es normal aún cuando a ellos no les agrade la humedad asociada. Quizá existe un gran avance en tener un compañero(a) que le estimule para lograr el orgasmo cuando Usted está tratando de eyacular, esto debido a que ellos no detendrán la estimulación a menos que Usted se los diga.

Si Usted se está masturbando y empieza a sentirse incómoda, fuera de control, probablemente se detendrá inmediatamente. Esto podría impedir que experimente el orgasmo y la eyaculación. Con un compañero, Usted puede ponerse de acuerdo de antemano de que no se detendrá, aún si Usted dice ¡Para! . ¿Cómo estimular la próstata de su compañera? .Sus manos son excelentes herramientas. La mejor manera de estimular el interior de su vagina, a lo largo de la pared superior, es crear un gancho con su dedo índice. Imagine que Usted llama a alguien que está parado en la habitación, y Usted le pide que venga hacia Usted. Gire su mano con la palma hacia arriba y forme un gancho con su dedo, doblándolo y enderezándolo repetidamente. Usted puede hacer lo mismo con dos dedos dentro de la vagina. Dé masaje a la pared superior de la vagina, desde la abertura hasta una distancia de unos 5 cm. Inicie con un toque muy suave. Presione con sus dedos hacia arriba y al frente, apuntando hacia el hueso pélvico, o al clítoris. Utilice la abertura uretral como guía. Utilice una cantidad generosa de lubricante aún si ella bien lubricada.

Empiece por lograr que esté bien excitada por medio de la estimulación manual o del clítoris. Continúe la estimulación del clítoris conforme Usted da masaje a la próstata. Pregunte a su pareja si hay una zona específica o punto que le produzca sensaciones intensas o placenteras cuando Usted da masaje en esta zona, el Punto G. Cuando note que ella está cerca del orgasmo, aplique un masaje más firme, si ella lo disfruta. Mantenga un ritmo constante, y hágalo hasta que llegue al orgasmo. Entonces cambie a un toque muy suave cuando termine su orgasmo. Si ella experimenta orgasmos múltiples, sus orgasmos y eyaculaciones pueden hacerse más intensos, y la cantidad de eyaculación puede aumentar. Si ella llega al orgasmo con tus dedos dentro de su vagina, sus músculos vaginales pueden apretarlos muy fuerte, así que no los jale sino más bien presione suavemente. Usted puede también estimular a su pareja para que eyacule utilizando un dildo. Esto requiere mayor comunicación verbal, ya que Usted no siente lo que está haciendo el dildo. Ella necesita decirle lo que le gusta o no. A algunas mujeres les puede agradar que la punta del dildo se dirigida hacia su uretra, otras prefieren sentir todo el dildo. El estiramiento y presión creados por un dildo grande o por la mano entera puede estimular la uretra de forma suficiente para provocar una eyaculación aún si no era la intención.

Una mujer puede también eyacular durante la cópula, por medio del pene o de un dildo. Lo que mejor resulta son las posiciones que estimulan la pared superior de la vagina, ya sea que el compañero se arrodille y esté entre las piernas de ella, también si ella está a gatas o si está encima del compañero controlando la dirección y fuerza de la penetración. Algunas mujeres pueden eyacular durante la cópula aún sin intentarlo, mientras que otras pueden considerarlo un reto. Es más probable lograrlo si ella ya eyacula frecuentemente durante el masaje manual. La práctica hace la perfección.

Algunas consideraciones sobre la salud

Desafortunadamente, puede haber algunos efectos secundarios negativos asociados con el masaje de la uretra. Esta es altamente sensible y fácilmente irritable. Aún la cópula normal puede irritar la uretra femenina, resultando en una micción dolorosa e infección. Esto es especialmente cierto en las vírgenes y en mujeres con músculos pélvicos tensos, ya que están tan apretados y hay demasiada fricción entre la vagina y el pene o dildo. Para ayudar a prevenir infecciones y reducir las probabilidades de irritación, una mujer debería beber grandes cantidades de agua y orinar justo antes y después de la estimulación uretral, o de la cópula en general si Usted está propensa a las infecciones del tracto urinario. Sólo libere una pequeña cantidad de líquido de su vejiga antes de la relación sexual si su vejiga está llena. También se recomienda que la mujer beba jugo de arándano, ya que su PH ácido ayuda a evitar el crecimiento de las bacterias que causan infección. Si Usted experimenta irritación, micción dolorosa, o infección, intente hacer menor presión cuando dé masaje a la uretra. Esta puede acostumbrarse a la estimulación con el tiempo, pero no se torture a si misma o se provocará múltiples infecciones. Diviértase pero no se haga daño a sí misma.

La Humedad

Si Usted eyacula, puede expulsar una pequeña cantidad de líquido o una gran cantidad. Si está expulsando líquido intencionalmente a partir de su vejiga o eyaculando repetidamente, ¡puede haber líquido por todas partes! .Como Usted usualmente duerme donde tiene relaciones sexuales, esto puede presentar problemas logísticos. Si eyacula una pequeña cantidad, simplemente coloque un par de toallas cerca de la cama. Pero si Usted emite grandes chorros cuando eyacula, un par de toallas pudieran no ser suficientes. Disponer de una cubierta plástica sobre el colchón y sabanas extras pudiera resolver el problema. Usted puede comprar cubiertas desechables para la cama, de las que usan los hospitales, ya que son absorbentes y tienen un forro plástico. Nosotros vendemos en nuestra tienda cubiertas reusables de algodón para cama, que eliminan la inconveniencia del exceso de fluidos corporales. Pueden intentar tener relaciones sexuales dentro de una tina de baño o en la regadera, o tener una segunda cama o colchón inflable. Para las mujeres que eyaculan siempre que tienen relaciones sexuales, la limpieza puede ser fastidiosa a veces, y cuesta trabajo acostumbrarse. Sólo trate de mantener una actitud positiva y estar preparada con toallas extras y sábanas. ¡Un compañero(a) comprensivo(a) y que ayude a la limpieza también ayuda!

¿Real o Fingido?

Odio ser el portador de malas noticias, pero es muy probable que las mujeres vistas eyaculando en las películas pornográficas estén orinando en lugar de eyacular. Ellas fingen sus eyaculaciones tanto como fingen sus orgasmos. Están intencionalmente expulsando líquido a partir de su vejiga urinaria para simular el orgasmo y la verdadera eyaculación femenina, o rápidamente expulsan líquido que ellas colocan dentro de sus vaginas. La prueba de esto es el increíble volumen y el color claro del líquido que ellas expulsan. Disfrute de los videos pornográficos sobre la eyaculación, pero tenga bien claro que todo es fantasía.


Traducción: Biól. Alberto Rubio Casillas y Mtro. Cesar M. Rodríguez Quintero.
Universidad de Guadalajara, Jalísco, México.


La fuente principal de información presentada está en el artículo: La Próstata Femenina: Historia, Morfología Funcional e Implicaciones Sexológicas. Por: Zaviacic, M., Zaviacic, T., Ablin, R.J., Breza, J., y Holoman, K. El artículo completo traducido al Español y en formato PDF puede ser leído aquí.


Tomado del ejemplar de Mayo, de la revista Self

Las mujeres también eyaculan

Existe más de una forma de hacer una mancha húmeda- de hecho, hay un gran grupo de médicos quienes creen que todas las mujeres eyaculan cuando tienen un orgasmo. En un estudio de la Universidad Estatal de la Florida en Tallahassee, el 82% de las mujeres dijeron que ellas experimentaban la liberación de fluido en el momento del orgasmo. ha notado Usted misma esto?. “Desde que la mayoría de las mujeres están acostadas sobre su espalda y la cantidad de líquido es tan pequeña (cerca de una cucharada), a veces no sale", explica Beverly Whipple, Profesora de la Universidad Rutgers y Presidenta de la Asociación Americana de Educadores Sexuales, Consejeros y Terapistas. “Pero la investigación ha demostrado que todas las mujeres eyaculan una sustancia que no es orina a través de la uretra.


Eyaculación femenina en la literatura erótica del siglo XVIII


 

Hola!

Antes que nada, me gustaría decir que este es un gran sitio, lleno de información muy útil.

Pero el principal punto de este mensaje es acerca de la eyaculación femenina. Parece que es algo " nuevo", y los médicos aún están tratando de decidir si existe o no.

La cuestión es que Yo he estado leyendo la " Filosofía de la recámara" del marqués de Sade, y parece que en el siglo XVIII ellos sabían ciertamente que las mujeres eyaculaban.

Aquí están algunos de los extractos del tercer diálogo de esa obra:

" Dolmance: Bien entonces, Eugenia, tu observas que después de una cópula más o menos prolongada, las glándulas seminales se hinchan, aumentan de tamaño, y finalmente expulsan un líquido, cuya salida conduce a la mujer hacia el más intenso éxtasis; esto es conocido como " descarga". Cuando satisface a tu buen amigo aquí, Yo te lo mostraré, pero de una manera más enérgica e imperiosa, cómo la misma operación ocurre en el hombre".

[...]

" EUGENIA: Estoy muerta, exhausta! pero te ruego expliques dos palabras que pronunciaste y las cuales no entiendo. Primero, qué significa útero?

MADAM DE SAINT-ANGE: Es un tipo de recipiente que se parece mucho a una botella cuyo cuello abarca el miembro del hombre, y el cual recibe la producida en la mujer por la filtración glandular y en el hombre por la eyaculación que exhibiremos para ti; y de la mezcla de estos líquidos nace el germen, del cual nacen a veces niños y a veces niñas.

EUGENIA: Oh, ya veo; esta definición simultáneamente explica la palabra “coito” cuyo significado no entendía completamente hasta ahora. Y es la unión de las semillas necesaria para la formación del feto?

MADAM DE SAINT-ANGE: Seguramente; aunque está demostrado que el feto debe su existencia solamente al esperma masculino, este último, por si mismo, sin mezclarse con el de la mujer. Pero la mujer proporciona una función meramente elaborativa; no origina nada, promueve la creación sin ser su causa. De hecho, hay varios naturalistas contemporáneos que dicen que no tiene utilidad; de donde los naturalistas, siempre guiados por los descubrimientos científicos, han decidido – y las conclusiones tienen cierto grado de plausibilidad- que, siendo tal el caso, el bebé nacido de la sangre del padre debe una filial ternura solamente a él, una aserción hecha no sin apelar a las cualidades de cada uno, aunque sea una mujer, Yo no debería inclinarme a contestar”.

[...]

"MADAME DE SAINT-ANGE: [...] Como me gustaría jugar con la prostituta cuando mi esperma fluye de esta manera![...]"

Extraído de: http://www.sin.org/tales/Marquis_de_Sade--Philosophy_in_the_Bedroom.pdf

Bien, parece bastante obvio que en el siglo XVIII ellos sabían que las mujeres eyaculan, aunque ellas no sabían muy bien cómo se hacían los bebés.

De cualquier manera, espero que Usted siga agregando contenido a este gran sitio. Gracias.

Los mejores saludos!
Paul


Investigación médica relativa a la eyaculación femenina


 

La próstata femenina revisitada: Ultrasonido perineal y estudios
bioquímicos del eyaculado femenino.

By Florian Wimpissinger, MD, FEBU, Karl Stifter, PhD, Walter Stackl, MD *

Introducción: Muchas especulaciones se han hecho acerca de la posible existencia de la “próstata femenina” y la “eyaculación femenina”. A pesar de varios reportes sobre la materia, la controversia aún existe acerca de la próstata femenina y si tal glándula pudiera ser la fuente del fluido emitido durante el orgasmo (eyaculación).

Objetivo: Investigar las características ultrasonográficas, bioquímicas y endoscópicas en dos mujeres quienes reportan eyaculaciones durante el orgasmo.

Principales resultados de las mediciones:. Los estudios ultrasónicos perineales, así como las características bioquímicas del eyaculado y la uretroscopía, han sido realizados en dos mujeres.

Métodos: Dos mujeres premenopáusicas- de 44 y 45 años de edad- quienes actualmente reportan expulsión de fluido (eyaculación) durante el orgasmo han sido investigadas. La imagen ultrasónica, los estudios bioquímicos del fluido eyaculado, y la endoscopía de la uretra han sido utilizados para identificar la próstata en la mujer. Los parámetros del fluido eyaculado han sido comparados con muestras de orina de las mismas mujeres.

Resultados: En las imágenes ultrasónicas perineales de alta definición, se identificó una estructura que concuerda con el tejido glandular que rodea en toda su longitud a la uretra femenina. En la uretroscopía, una apertura en la línea media (ducto) fue observada justo por dentro del meato externo en la posición de las 6 horas (tomando como referencia un reloj de manecillas). Bioquímicamente, el fluido emitido durante el orgasmo mostró todos los parámetros encontrados en el plasma prostático, en contraste con los valores medidos en la orina.

Conclusiones: Los datos de las dos mujeres presentados más adelante subrayan el concepto de la próstata femenina como un órgano por sí mismo, así como la fuente del eyaculado femenino.

Wimpissinger F, Stifter K, Grin W, and Stackl W. The female prostate revisited: Perineal ultrasound and biochemical studies of female ejaculate. J Sex Med 2007;4:1388–1393.

 

¿Presentan las mujeres que eyaculan una hiperactividad del músculo detrusor?

By Rufus Cartwright, MA, MBBS, Susannah Elvy, BSc, and Linda Cardozo, MD, FRCOG

Introducción. Una encuesta realizada por medio de un cuestionario sugiere que el 40 al 50 % de las mujeres han experimentado la expulsión de fluido durante el orgasmo. Algunas de estas mujeres tienen incontinencia coital, mientras que otras identifican el líquido emitido como eyaculado femenino.

Objetivo. Determinar si las mujeres que han experimentado la eyaculación femenina presentan una hiperactividad del músculo detrusor o los molestos síntomas del tracto urinario inferior asociados con la incontinencia coital.

Método. Nosotros reclutamos a 6 mujeres quienes se auto-identificaban como eyaculadoras femeninas y seis mujeres control quienes no habían tenido eyaculación. Cada mujer completó un diario de 3 días y dos cuestionarios validados sobre su vejiga urinaria: la Escala de Percepción de Urgencia Urinaria y el Cuestionario del Impacto de Incontinencia. Cada mujer experimentó una urodinámica provocativa corta ambulatoria, una forma modificada de urodinámica, con una alta sensibilidad para la hiperactividad del detrusor.

Principales resultados de las mediciones. Prevalencia de la hiperactividad del detrusor, frecuencia urinaria, y resultados de los cuestionarios.

Resultados. Ninguna mujer en ambos grupos tuvo hiperactividad del detrusor. Los diarios de la vejiga y los resultados de los cuestionarios estuvieron dentro del rango normal para todas las mujeres.

Conclusión. Las mujeres que experimentan la eyaculación femenina pueden tener patrones normales de micción, sin síntomas molestos de incontinencia, y sin hiperactividad demostrable del detrusor. Las mujeres que reportan la eyaculación femenina, en ausencia de otros síntomas del tracto urinario inferior, no requieren posterior investigación, y puede concluirse que se trata de un fenómeno normal, pero poco común.

Copyright R, Elvy S, and Cardozo L. Do women with female ejaculation have detrusor overactivity? J Sex Med 2007;4:1655–1658.


Derechos de autor 2006-2007. Servicios de Internet Fox. Los contenidos de este Sitio Web están protegidos por las leyes de derecho de autor de los Estados Unidos y otras naciones. Cualquier duplicación de sus contenidos, en forma parcial o total, está estrictamente prohibida sin autorización por escrito.

 




Los DVDs que se muestran abajo están disponibles para verlos en linea por $14.95

Divine Nectar: Exploring Female Ejaculation

90 minutos de video explícito con Tallulah Sulis

Aprenda a partir de 6 mujeres eróticamente-dotadas quienes comparten con nosotros sus historias personales y demostraciones explícitas de eyaculación femenina. Muchas mujeres tienen la capacidad para la eyaculación femenina. Expanda su capacidad con esta visionaria clase.


Inicio