Cunnilingus - Sexo Oral


Cómo Guiar

Pareja Realizando el Cunnilingus (20K)
Del libro Sex for One: The Joy of Selfloving por Betty Dodson.
Copyright ©1987, 1983, 1974 By Betty Dodson.

 

El Cunnilingus (sexo oral) es quizá la forma más placentera de sexo en pareja en que se involucran las mujeres. Nada puede compararse a la sensación de una tibia lengua húmeda deslizándose a través del clítoris y la vulva de una mujer. Con excepción de la masturbación, el sexo oral probablemente resulte en más orgasmos que cualquier otra práctica sexual.

Se espera que las chicas jóvenes sean muy pulcras y limpias. Los muchachos pueden salir y ensuciarse, pero las chicas deben mantener sus ropas y cuerpo limpio. Se les enseña a las chicas a verse atractivas en todo momento y a tener buen olor. Esto es menos verdadero que hace 20 años, pero todavía hay muchas mujeres que sienten que deben permanecer limpias y sin transpiración aun cuando realicen enérgicas actividades físicas. A la cabeza de esto hay mucho de estigmatización negativa asociada a la "higiene femenina". Particularmente en los Estados Unidos, los avisos de productos de higiene personal han llevado a la gente a creer que cualquier olor o fluido originado en el cuerpo humano es malo; esto simplemente no es verdad. Estas costumbres y creencias crean una barrera al sexo oral para muchas mujeres, ya que sus genitales producen humedad y emiten un olor característico. No es sorprendente entonces que muchas mujeres sientan que tienen genitales que huelen sucio cuando en realidad tienen genitales perfectamente normales y sanos.

Si una mujer se permite la estimulación oral de sus genitales, debe llegar a aceptar primero sus funciones corporales normales. Su vulva está húmeda porque su vagina y vulva se limpian a sí mismas constantemente. Comenzando en la pubertad, la vagina se lava a sí misma produciendo un flujo blanquecino a transparente de consistencia acuosa a pegajosa. Este flujo ácido mantiene a raya a bacterias malas para prevenir infecciones. Una mujer puede excitarse sexualmente y experimentar un aumento de la humedad vaginal sin saber que está excitada, solamente sintiéndose húmeda. Adicionalmente la mujer produce su propio olor, una firma química que indica no solamente quién es como individuo, sino también su estado reproductivo y sexual vigente en ese momento. Mientras que nuestras narices pueden haber perdido la capacidad para detectar estos olores a grandes distancias, he leído que los hombres se excitan cuando se exponen a ellos. En realidad, una vulva "limpia" es una vulva enferma, una vulva húmeda con su propio aroma es una sana.

Hay veces en que la vulva puede oler o saber desagradable. Esto puede deberse a la normal humedad de la vagina que se junta en los pliegues de la vulva como resultado de una pobre circulación de aire alrededor de los genitales, que evita la evaporación del exceso de humedad. Puesto que las bacterias aman los lugares cálidos y húmedos, pueden reproducirse rápidamente resultando en un fuerte olor, y quizás sabor. Las bacterias son las que causan el olor, no la humedad vaginal. Puesto que las mujeres hoy día generalmente usan ropa que evita la adecuada circulación de aire alrededor de sus genitales, a menudo es necesario que la mujer lave sus genitales antes de practicar el sexo oral. Esto también es válido para hombres, de manera que una ducha o baño como preparación para el sexo a menudo es una buena idea, especialmente si ambos miembros de la pareja no se han bañado en varias horas. Algunos hombres y mujeres disfrutan de una vulva fuertemente olorosa, es cuestión de gusto personal.

Si la mujer siente que sus genitales huelen o saben mal, debe preguntar a su pareja qué piensa. Su pareja puede disfrutar del olor que ella encuentra desagradable. Si los genitales de la mujer huelen desagradable, puede indicar una infección. He leído que la pareja de la mujer puede saber aun antes que ella que está desarrollando una infección de hongos. Si la mujer sabe o siente que sus genitales tienen un olor fuerte o desagradable debe consultar al médico. El chiste frecuente sobre el olor "a pescado" no es un indicativo de una vulva sana.

Quizá la mejor manera que tenga la mujer para aceptar y conocer su olor y gusto genital normal y sano, sea oler y gustar sus dedos durante la masturbación. La flora genital de la mujer cambia con su ciclo menstrual, su nivel de excitación sexual y también depende de su dieta. Si la mujer hace esto diariamente estará más enterada de su estado general de salud. Si la mujer conoce su olor y sabor normales, un chequeo rápido le dirá si necesita lavarse antes del sexo oral, o buscar tratamiento médico.

Frecuentemente algunas parejas encuentran la práctica del recorte o afeitado del pelo púbico de la mujer facilita el cunnilingus. Hay mujeres que encuentran al cunnilingus más placentero y la higiene personal más sencilla cuando están completamente afeitadas. Y algunas parejas prefieren todo el pelo púbico cubriendo los genitales femeninos. Afeitar y recortar el pelo púbico es una cuestión de elección personal, no un requerimiento para el sexo oral.

Contrariamente a la creencia popular, y expectativas de muchas mujeres, el cunnilingus no es una habilidad natural con que nace cada hombre y lesbiana. El cunnilingus es una técnica aprendida. Si no te tomas el tiempo para enseñarlo o aprenderlo, nunca disfrutarás de sus beneficios. Cada mujer es diferente, por lo tanto, no importa cuán bueno o buena fue alguien dando placer oral a una mujer en el pasado, aún necesitará reaprender su técnica si se cambia de pareja. Las mujeres no se pueden comparar puesto que nunca son exactamente las mismas en gustos y aversiones. Hay razones físicas y psicológicas para esto. Mientras que todos estarían gustosos de leer un detallado "Cómo Guiar", no hay modo de crear una que sea exacta para todas las mujeres. A lo sumo, una puede sólo dar ideas e indicaciones básicas. Encontrar y leer relatos de primera mano de mujeres sea quizá la mejor manera de obtener nuevas ideas, pero cada mujer individualmente es la única que puede decirte lo que le es placentero y funciona mejor.

La comunicación es muy importante para un sexo oral placentero, y el sexo en general. La mujer debe guiar a su amante de la misma manera que guiaría a un ciego manejando un automóvil en una calle transitada de la ciudad, con muchas instrucciones detalladas y exactas. Mientras que las mujeres frecuentemente se sienten incómodas dando comandos y pedidos sexuales, necesitan ser "instructoras de entrenamiento" si esperan obtener lo que quieren y necesitan en la cama. La guía puede venir en forma de instrucciones verbales, sonidos audibles, gestos con las manos, y movimientos del cuerpo. Si algo se siente bien, diga "Sí," si algo no lo hace diga qué. Siempre sea positiva. Tome la cabeza de su pareja con sus manos y guíe su boca adonde usted la desea. Si desea que permanezca ahí, envuelva sus piernas a su alrededor y mantenga su cuerpo en posición. Mientras que algunas mujeres temen perder a sus parejas por ser demasiado demandantes en la cama, también pueden perderlas si son totalmente insensibles a los esfuerzos de su amante. La persona que lleva a cabo el sexo oral debería buscar la guía en los ojos de su pareja, preguntándole si le gusta lo que hace. Las mujeres deben ser honestas con su pareja, jamás fingir placer u orgasmo.

alt
Ilustración por Mia Jennings

Puesto que el cunnilingus o sexo oral puede durar mucho tiempo, ambos compañeros necesitan encontrar una posición cómoda. Para algunas parejas, ésta es la única forma de actividad sexual que realizan juntos, por eso es extremadamente importante encontrar una postura cómoda. Las mejores son aquellas en las cuales el receptor está en una posición dominante, esto es, de rodillas o tendida sobre su pareja. Esto les da la mayor libertad y control de movimientos. Idealmente ambos miembros de la pareja deben estar totalmente relajados durante el cunnilingus. Si uno o ambos miembros están incómodos, se vuelve más un trabajo que un placer. Usted no quiere que la persona que lleva a cabo el sexo oral se lastime o se le acalambre el cuello sosteniendo su boca hasta la vulva de su pareja. No debe cansar al receptor sosteniendo su propio peso por largos períodos de tiempo. Tómese un tiempo para encontrar una postura cómoda antes de comenzar a tener sexo. Su estado de salud, edad, peso, y elasticidad determinarán qué posicion(es) son las mejores. Usar una posición antojadiza o fantasiosa no la hace ganar nada si se cansa o sus músculos se acalambran o lastiman.

Algunas posiciones para tener en cuenta:

Las técnicas empleadas en la realidad varían de pareja a pareja. La sensibilidad de la vulva y el clítoris de la mujer determinará qué tipo de estimulación le gusta y a la cual responde más. Hay mujeres que prefieren un toque suave y lento, otras gustan un toque rápido y firme. La estructura de sus genitales determinará lo que es posible. La mujer con labios menores bien desarrollados puede gustar que se los chupen; una mujer con labios menores pequeños o ausentes no podrá experimentar esto. Si la mujer tiene clítoris que se proyecta hacia afuera o está bien desarrollado, su pareja podrá chuparlo como a un pequeño pene. Si la mujer tiene un clítoris pequeño u oculto, su pareja sólo podrá lamerlo. Sin embargo hay una pequeña regla, al menos que usted intente fastidiarla, mantenga su ritmo e intensidad una vez que está cerca del orgasmo. Nada molesta más a una mujer durante el sexo oral que su pareja quiebre su ritmo, o que vague cerca de su zona erógena, cuando está al borde del orgasmo.

No busque el clítoris inmediatamente. Si la mujer no está excitada adecuadamente su clítoris estará muy sensible o completamente insensible a todas las formas de estimulación. Necesita esperar para que sus hormonas fluyan y para que sus genitales se inunden de sangre. Haga un viaje lento y prolongado hasta su clítoris. Descubra su clítoris por accidente. Acaricie, bese y lama la parte interna de sus muslos. Lama gentilmente el área donde se unen su vulva y sus muslos. Lama lentamente su monte púbico y labios mayores. Tómese su tiempo. Corra su lengua a lo largo del surco formado por sus labios mayores. Deslice su lengua entre sus labios mayores y menores. Si es posible tira sus labios menores hacia adentro de tu boca y chúpalos; tira la sangre gentilmente dentro de ellos. Lama el área entre sus labios menores; el área justo fuera de la vagina y el sitio del orificio uretral. Si su cuerpo clitoridiano está bien definido, corra su lengua a lo largo de los surcos que lo separan de los labios mayores.

Cuando ella esté chorreando mojada y pidiendo más, comience a lamer muy suavemente su clítoris. Al principio no retraiga su capuchón. Dele tiempo para excitarse bien. Cuando ella parece estar lista para explotar deslice hacia atrás su capuchón clitoridiano con sus dedos lubricados, (ella puede usar los suyos propios), y lama y chupe sobre su glande clitoridiano exquisitamente sensible. Sea muy suave. Hay mujeres que requieren un toque muy ligero; otras encontrarán que esto les hace cosquillas y requerirán un toque firme pero suave. Otras incluso no podrán tolerar la estimulación directa de su capuchón clitoridiano. Chupe suavemente sobre su clítoris; saque suavemente más sangre de él. Una vez que encuentre una forma de estimulación que le sea placentera, mantenga esa estimulación hasta que ella experimente el orgasmo, si ella quiere. Si ella no puede experimentar el orgasmo, continúe la estimulación en tanto sea placentera para ambos. El cunnilingus no necesita incluir el orgasmo para ser muy placentero y satisfactorio.

Si la mujer ya sabe lo que le gusta, escuche sus instrucciones. Si ella jamás ha experimentado el cunnilingus, o al menos una sesión placentera, debe experimentarse lentamente. Incluso las parejas que están sintonizadas quieren probar a veces técnicas nuevas. Cuando experimente, pruebe mover su lengua sobre su vulva en todas las maneras que se imagine. Hay muchas maneras, y sólo una manera de averiguar lo que funciona mejor para ella, prueba y error.

Si ambos compañeros están completamente relajados en una posición cómoda, quizá no pueda abrir los labios mayores de la mujer para obtener los tesoros usando tus manos, entonces necesitará enterrar su cara en su vulva, y encontrar su clítoris y labios menores con sus labios y lengua. Si las piernas de la mujer están abiertas, sin embargo, su vulva se abrirá naturalmente y sus labios mayores se apartarán cuando esté muy excitada.

Como su lengua puede cansarse, asegúrese de usar sus labios y lengua para acariciar y chupar sus delicados tejidos alternativamente. Si extiende su lengua totalmente y no está acostumbrado, pronto se cansará. Es mejor mantener tu boca tan cerca de su clítoris y labios como pueda. Use toques cortos con su lengua ligeramente extendida.

La mujer puede disfrutar cuando usted inserte su lengua en su vagina y estimule sus paredes vaginales. Quizá no pueda insertar tu lengua muy profundo, pero usualmente los tejidos más sensibles están cerca de la entrada. Hay mujeres que disfrutan cuando usted inserta su(s) dedo(s) en su vagina y estimula sus paredes vaginales, y posiblemente su punto G, mientras chupa su clítoris. Algunas mujeres disfrutan si usted mete su(s) dedo(s) lubricado(s) en su ano y/o masajea su ano mientras hace el cunnilingus.

Puedes también incluir el uso de penes sustitutos (dildos), vibradores, y enchufes anales (butt plugs). La mujer puede disfrutar la sensación de ser dilatada o penetrada mientras es estimulada oralmente. Un vibrador puede hacer posible el orgasmo durante el cunnilingus cuando es imposible de otro modo. El vibrador solo puede llevar al orgasmo, pero la combinación puede ser más placentera y resultar en un orgasmo más intenso.

Muchas parejas gozan realizando la famosa posición "69" o Yin/Yang durante el sexo oral. Estos términos aluden a la práctica en la cual ambos miembros se estimulan oralmente a la vez, yaciendo la cabeza de uno contra los pies del otro. Algunas parejas encuentran esto muy placentero, suministrando la excitación y orgasmo uno al otro. Otras parejas encuentran que no pueden concentrarse en lo que hacen al otro, y están tan absorbidas en su propio placer que olvidan estimular a su pareja. Algunas se distraen tanto en lo que hacen al otro que ellas mismas no pueden experimentar el orgasmo. Por lo tanto nuevamente, prueba y error te dirán si estas posiciones son adecuadas para ti y tu pareja.

 

Una Técnica Recomendada Por Un Visitante

Tengo una técnica para el cunnilingus que encuentro que no se describió. Soy un parapléjico de 38 años y encuentro que para mí y mi pareja la posición más cómoda es tenerla acostada sobre sus espaldas con sus piernas abiertas, y me siento próximo a su cintura y recostado sobre sus caderas y pongo mi cabeza entre sus piernas. De esta manera, cuando ella realmente comienza con sus movimientos de caderas, estoy sobre ellas y puedo mantenerme en contacto con su vulva. Como resultado no pierdo mi ritmo.

Estando en esta posición inserto uno o dos dedos en su vagina a lo largo de la pared superior (el lado posterior del abdomen) hacia atrás pasando el punto G, casi hasta su cérvix. Hay un punto liso y suave justo antes del cérvix que llamo el punto OMG. (De las iniciales en inglés OH MY GOD, es decir, OH DIOS MÍO). A veces tendrá allí una pequeña aleta de piel o una pequeña protuberancia. Hago cosquillas en este punto mientras mamo en su clítoris. Con mi otra mano libre alcanzo y juego con uno de sus Senos/Pezones. Siempre manteniendo el mismo ritmo con la boca y ambas manos. Lleva un poco de práctica, pero los resultados son increíbles. Mis parejas han llegado rápida e intensamente, con orgasmos múltiples. Usualmente tengo que detenerme después de ½ a 1 hora porque el clítoris se vuelve demasiado sensible y/o porque ella necesita recuperar el aliento. También puedes hacer círculos con tu dedo alrededor del cérvix para no sobre estimular el punto OMG.

 

Más Técnicas Recomendadas por los Visitantes

1) ¡No se olviden de la nariz! Descubrí que mientras se trabaja los labios y vagina con mis labios y lengua, la punta de mi nariz estaba convenientemente cerca del clítoris. Puedo apoyar mi nariz suavemente sobre su clítoris o mover toda mi cabeza con movimientos circulares mientras chupo en sus labios menores y mi nariz ¡simplemente extiende el área de cobertura!

Novedad

2) Una de mis amantes tenía un clítoris muy sensible, tan sensible que difícilmente podía ser tocado sin dolor. También encuentro que mi clítoris es más sensible en ciertos momentos de mi período menstrual. Un buen consejo que aprendí, relativo a darle placer oral a una mujer que tiene un clítoris sensible es RELAJAR su lengua. Muchas personas (hombres y mujeres) cometen el error de poner rígidos los músculos de la lengua y lamer la punta del clítoris con la punta de su lengua tan pronto como comienza el sexo. Prueben relajar la lengua, poniéndose a tierra mentalmente, y lentamente (pero no perezosamente) lamer toda la región de la vulva con la parte plana de la lengua. En otras palabras, relajen la punta y laman como si estuvieran lamiendo un helado. Mantengan su lengua plana y laman los muslos y también el área púbica. Un lamido rígido puede provocar cosquillas o dolor. Manténganla relajada, manténganla firme, manténganla plana. Otra cosa que he encontrado es que una persona con un clítoris muy sensible necesita a menudo más toques de soporte y amor antes de ser sexuales. Si la persona se siente amada y segura, probablemente su cuerpo responda más fácilmente a hacer el amor.

 




 

Puede leer mis comentarios y ordenar este video sobre el cunnilingus (en inglés) haciendo click sobre la cubierta del video.

 


Inicio