Pregunta: No puedo encontrar el clítoris de mi novia. ¿Puede ayudarme a encontrarlo?

Respuesta: Esta también es una pregunta que me hacen constantemente. Puede ser un poco difícil encontrar el clítoris de la mujer. Esto es porque los genitales de las mujeres vienen en miles de diferentes formas y tamaños. Cada una es única. Para empeorar las cosas, hay clítoris que son muy pequeños y están ocultos bajo pliegues de piel. Incluso hay clítoris que no pueden verse o sentirse. Muchas mujeres tampoco saben dónde está su clítoris o cómo se ve porque no se les ha permitido o no se han animado a examinar su vulva. Por estas razones, no se sienta mal si no puede encontrar el clítoris de su novia, o el suyo propio, la primera vez que va a buscarlo.

Para encontrar el clítoris de una mujer primero necesita acceder a él. Esto quiere decir que la mujer necesita desvestirse y abrir sus piernas cómodamente. Esto no es algo que deba probarse deslizando su mano dentro de sus calzones cuando todavía está vestida, en el asiento de atrás del auto. Tampoco puede hacerse al oscuro. Se necesita mucha luz.

Hay clítoris que simplemente son demasiado chicos para sentirse. Todo se siente simplemente suave, tibio, y húmedo. Si el clítoris está erecto, tomar en consideración si su clítoris posee esta característica, usualmente es más fácil de encontrarlo; ya que se siente firme al toque, no suave y esponjoso como los tejidos a su alrededor. Si lo que siente es duro y no se mueve, probablemente haya encontrado su hueso púbico.

Para encontrar el clítoris de una mujer necesita primeramente localizar e identificar sus labios menores. Esto es porque su clítoris va a estar ubicado en el punto donde se juntan, cerca de la parte superior de su hendidura genital. Algunos labios menores se funden en el fondo de su glande clitoridiano, en un punto llamado frenillo, otros se funden con el capuchón, y otros ambas cosas. Puede no ser posible decir exactamente dónde terminan los labios menores y dónde comienza el capuchón. Hay mujeres que casi no tienen labios menores, así que en ciertos casos usted debe buscar el clítoris mismo. Las fotografías que se muestran abajo deben ayudarlo a identificar las diferentes estructuras.

Vulva Expuesta (Sin Pelo Púbico) (11K)

La fotografía de arriba muestra cómo puede verse la vulva de una mujer cuando sus labios no están abiertos. En este caso la mujer ha afeitado su área púbica para que las cosas sean fáciles de ver. No es necesario que la mujer recorte o afeite su área púbica, es un asunto de elección personal. El clítoris de una mujer está ubicado en la parte de arriba de su hendidura genital. En esta foto realmente no puede verse su glande clitoridiano, como es la mayoría de los casos. Puede solamente verse el capuchón (plegado) de su clítoris, debajo del cual están su glande y tronco clitoridiano. El capuchón normalmente cubre y protege al sensible glande clitoridiano. Sus labios menores se proyectan ligeramente más allá de sus labios mayores, mucho menos en esta foto que en algunos casos.

Vulva 2 (35K) Vulva 3 (19K)
Vulva 4 (25K) Vulva 5 (38K)

Las cuatro fotografías de arriba muestran a la vulva cuando los labios mayores han sido abiertos. Los labios menores y el capuchón clitoridiano son claramente visibles. En las dos fotografías de arriba también puede verse el glande clitoridiano. Se nota que el clítoris en los cuatro casos está localizado justo arriba donde se encuentran los labios menores, incluso si realmente no puede verse el glande clitoridiano. En la primera de las cuatro fotos la mujer expone su glande clitoridiano usando su dedo para retraer su capuchón. En la segunda foto el capuchón está más flojo, permanece replegado una vez que ha sido retraído. En algunos casos no se puede retraer el capuchón para ver el glande clitoridiano. Este es quizás el caso de las siguientes dos fotografías. En ciertos casos el capuchón se extiende una pulgada (2,5 cm.) o más fuera del glande clitoridiano o bien la abertura del capuchón es demasiado pequeña para permitir el acceso al glande clitoridiano. Esto normalmente no es un problema ni interfiere con el placer sexual de la mujer. Véase la página sobre adhesiones clitoridianas para aprender más sobre esto.

Vulva 6 (99K)

Algunas mujeres tienen genitales bien desarrollados y todas las estructuras están claramente definidas y son fácilmente identificables, como es el caso de la foto de arriba. El clítoris y los labios menores mostrados en esta imagen están por encima del promedio. Las cuatro vulvas mostradas arriba de ésta son lo que puede considerarse de tamaño "promedio." No hay ventajas o desventajas en tener estructuras genitales pequeñas, medianas o grandes. Todas funcionan igualmente bien. La única ventaja de tener labios o clítoris grandes es que usualmente son más fáciles de localizar, pero no necesariamente más fáciles de estimular de forma placentera.

El tronco del clítoris la mayoría de las veces está tapado por el capuchón y otras estructuras que lo rodean. Para localizarlo probablemente usted tenga que sentirlo usando sus dedos. Hay casos en los que ayuda si comienza examinando su área clitoridiana antes de que se excite sexualmente. Si toma ligeramente el capuchón y desliza sus dedos alrededor suavemente puede sentir cómo se hincha con sangre el tronco clitoridiano. La mayoría de las veces esto se detecta fácilmente, porque el tronco clitoridiano promedio es de alrededor de de pulgada (1,9 cm.) de largo y un poco menos que de pulgada (6 mm.) de diámetro. En algunos casos solamente puede advertirse como un vaso sanguíneo llenándose de sangre y en otros el tronco clitoridiano puede ser demasiado corto para ser localizado. Las ilustraciones mostradas debajo demuestran cómo examinar el tronco clitoridiano con sus dedos.

Examen del Clítoris 1 (33K) Examen del Clítoris 2 (41K)
Del libro A New View of a Woman's Body (Una Nueva Visión Del Cuerpo De La Mujer)
Copyright 1981, The Federation of Feminist Women's Health Centers
Ilustrado Por: Suzann Gage, L Ac, RNC, NP
ISBN 0-9629945-0-2 Pbk.

Tómese su tiempo y vaya despacio. No se desanime si no puede encontrar su clítoris o el glande o el capuchón clitoridiano al principio. Puede tomar tiempo poder distinguir entre las distintas estructuras. Incluso yo tengo a veces dificultad en determinar en un primer vistazo qué es qué. Tantos pliegues de piel y variaciones en el tamaño y forma pueden ser engañosos.

Para mayor información sobre la anatomía de los genitales femeninos vea las secciones sobre Anatomía, Tamaño Clitoridiano y Labial, y Anatomía de la Vulva.


Inicio