Pregunta: Mi doctor diagnosticó que mi vagina es más alcalina que ácida. Mi flujo vaginal es más blanco y espeso que el de la mayoría. Me prescribió una crema para hacerla más ácida pero es un poco irritante. ¿Hay alguna hierba o algo que pueda tomar para hacer mi descarga más líquida y a mi vagina más ácida? La descarga más espesa puede ser vergonzosa durante el coito.

Respuesta: Cuando el medio bacteriano de la vagina se desequilibra como resultado de una infección bacteriana puede volverse alcalino, azucarado. La vagina es normalmente un ambiente ácido para evitar las infecciones. Su vagina puede estar irritada por una infección bacteriana y como resultado es sensible a la medicación prescrita. No recuerdo ningún tratamiento en estos momentos, pero sé dónde puede encontrar uno. Vaya al enlace que doy abajo y vea los mensajes, o considere unirse al foro de discusión y exponga su pregunta a otras mujeres que son miembros. Ellas han lidiado con esta clase de infecciones y saben todo sobre ellas, y mucho más que yo.

http://groups.yahoo.com/group/VulvarDisorders

Aquí hay información adicional.

Lo siguiente está basado en los contenidos del libro WomanCare y fue enviado al grupo de discusión de arriba.

"Una cierta cantidad de descarga vaginal es normal, porque ayuda a limpiar a la vagina y a mantenerla sana. La descarga está compuesta por secreciones de las glándulas del cérvix y de las paredes y células vaginales vertidas desde el útero, cérvix y paredes de la vagina. La cantidad y carácter de esta descarga cambian sobre el curso del ciclo y a lo largo de la vida de la mujer. También varía de mujer a mujer. La mayor parte del tiempo la descarga es transparente o blanco lechosa, moderada en cantidad, de consistencia acuosa y olor suave. La mujeres que se auto-examinan están familiarizadas con sus propias descargas y pueden detectar ciertas descargas características y buscar tratamiento de vaginitis en las etapas más tempranas de la enfermedad, cuando es fácil de tratar. La vaginitis está asociada con cambios en el equilibrio alcalino/ácido de la vagina. La mayor parte del tiempo las secreciones son más bien ácidas. Los científicos miden la acidez en una escala relativa llamada escala pH (potencial de hidrógeno.) La escala va de 1 a 14, y 7 es neutral, esto es, ni alcalino (azucarado) ni ácido. El promedio pH de la vagina de una mujer en sus años fértiles es de 4,5 a 5,0. La mayoría de los microorganismos productores de enfermedades prefieren un medio ambiente más alcalino. Por ejemplo, la bacteria trichomonas, culpable y responsable de la trichomoniasis, una de las formas más comunes de vaginitis, prospera mejor en un pH de 4,9 a 7,5. La Monilia, otro microorganismo responsable de infecciones por hongos, prefiere un pH de alrededor de 5,4. Los gonococos, las bacterias que causan la gonorrea, los estreptococos y otras bacterias están mejor en un pH de 7,4. El medioambiente protector, ligeramente ácido de la vagina se mantiene por bacterias llamadas lactobacilos, o bacilos de Doderlien, que normalmente viven en la vagina. Sin ellos, la vagina sería muy alcalina, porque las secreciones cervicales y las células que se están desprendiendo constantemente de las paredes vaginales son alcalinas. Las células de las paredes de la vagina contienen grandes cantidades de azúcar conocida como glucógeno. Este azúcar proviene de hidratos de carbono que se llevan al cuerpo al comer azúcares y almidones. Y las células de las paredes vaginales son desprendidas y mueren, liberando su glucógeno alcalino, los lactobacilos lo convierten en azúcar y en un ácido débil conocido como ácido láctico. El pH de la vagina cambia con el ciclo. El pH de una mujer menopáusica es de aproximadamente 7. Estos cambios en el pH, asociados al hecho de que después de la menopausia las paredes de la vagina se vuelven más delgadas y se irritan más fácilmente - una condición conocida como vaginitis post-menopáusica - explica por qué tantas mujeres menopáusicas son propensas a la vaginitis. Las píldoras para el control de la natalidad también alteran el pH de la vagina. Esto es especialmente cierto en las mujeres que toman píldoras de alto estrógeno que contienen más de 0,05 mg. de estrógeno por píldora. En realidad, la píldora hace a la vagina tan alcalina que algunas mujeres que las toman tienen recurrentes infecciones de hongos. El lavado excesivo puede alterar el pH vaginal. La actividad sexual, los cambios emocionales y la etapa del ciclo menstrual pueden todos causar cambios en la composición y por lo tanto en el olor de las secreciones vaginales, pero el olor vaginal usualmente emana de los órganos genitales externos."

Lo siguiente es tomado del libro A New View of a Woman's Body (Una Nueva Visión del Cuerpo de la Mujer) página 89.

"6-5 Todas las mujeres tienen hongos en su vagina todo el tiempo. Cuando crecen en exceso, puede causar ardor al orinar, picazón y una descarga espesa, grumosa, a veces descrita como de "queso cottage." Usualmente, los medicamentos trabajan tan bien como un sencillo remedio casero: yoghurt. El yoghurt común no pasteurizado contiene Lactobacillus acidophilus, una bacteria benigna que mantiene el crecimiento de los hongos a un ritmo normal. Una causa común para adquirir infecciones de hongos es ingerir antibióticos, matando a todas las bacterias y permitiendo que los hongos se multipliquen sin competencia. Reponer el Lactobacillus usualmente reduce el crecimiento de los hongos y los síntomas desaparecen.

Las secreciones por infección de trichomonas son de color amarillo o verdoso y de muy mal olor. En una infección grave, el cérvix se recubre con una descarga espesa. El remedio casero más común para la trichomoniasis es una ducha con Betadina (povidona-iodo), un agente antibacteriano disponible en las farmacias. Otros lavados pueden hacerse de la hierba Sello de Oro o mirra (una cucharadita de té en un cuarto de galón [aprox. 950 cm³] de agua,) un baño de álsine (varios puñados en una tina,) o puede hacerse un supositorio de ajo. (Un diente de ajo pelado envuelto en gasa e insertado como un tampón. Es una buena idea dejarle una cola a la gasa como la cuerda de un tampón, de modo que el supositorio pueda sacarse fácilmente.)"

Muchas mujeres no comprenden el funcionamiento normal de su cuerpo y confunden los fluidos vaginales normales con infecciones. Esto es especialmente cierto en adolescentes y adultas jóvenes que pueden creer que todas las descargas vaginales son malas. Los fluidos vaginales normales, como mencioné arriba, se vuelven evidentes durante la pubertad. Muchas adolescentes infieren automáticamente que pasa algo malo en ellas pero están muy avergonzadas de decir algo a sus padres y doctores.

Con los tratamientos para hongos disponibles ahora sin receta médica se crea la posibilidad que adolescentes y mujeres se diagnostiquen ellas mismas una infección de hongos y usen estos productos cuando en realidad no los necesitan. Hacer esto puede dañar la vagina y conducir a problemas médicos graves. No compren tratamientos anti-hongos sin receta si no han sido diagnosticados por un doctor. También insistan en que su doctor lleve a cabo los estudios necesarios para identificar exactamente qué clase de infección vaginal tiene usted antes de prescribir una forma de tratamiento.

También quiero apuntar que las infecciones por hongos NO son normales. Si usted experimenta infecciones vaginales recurrentes por hongos hay algo que está mal y usted está tratando solamente el síntoma, no el problema. No deje que los avisos de estos productos sin receta la conduzcan a creer que las infecciones por hongos no son gran cosa por la cual no preocuparse. Las infecciones vaginales no tratadas o tratadas mal pueden conducir a algunos desórdenes de la vulva extremamente dolorosos y debilitantes, como pueden también atestiguar las mujeres en el enlace de arriba del foro de discusión.


Inicio